24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 5 de julio de 2010

    PP pide "más control" sobre los ciclistas ante el aumento de quejas por invasión de espacios peatonales

    ZARAGOZA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha reclamado al equipo de gobierno que incremente el control sobre los ciclistas que utilizan las aceras y espacios peatonales para circular por las calles de la ciudad.

    Moreno ha explicado que las quejas ciudadanas por la invasión de los espacios peatonales por las bicicletas "se han disparado como consecuencia del aumento del uso de la bici como transporte habitual".

    En este sentido, ha advertido de que "el malestar por la invasión de aceras es siempre uno los asuntos que plantean vecinos y asociaciones en las reuniones que el Partido Popular está organizando en los distritos de Zaragoza".

    Para Moreno, "resulta sorprendente que, habiendo millones de desplazamientos anuales en bicicleta, tan sólo hayan sido sancionadas 52 personas en 2010. Este dato contrasta enormemente con la cantidad de protestas ciudadanas que cada día se producen".

    Por ello, José María Moreno ha urgido al alcalde de la capital aragonesa, Juan Alberto Belloch, a que busque una solución. De hecho, ha recordado que, a pesar de que la Ordenanza de la Bicicleta determina cuáles son los lugares y las condiciones en las que pueden circular los usuarios de bicicletas, "es evidente que la ordenanza no se está cumpliendo".

    Así, ha planteado que "ya ha pasado el suficiente tiempo como para empezar a exigir con rigor su cumplimiento por parte del Ayuntamiento. Lo que no puede ser es que los derechos de los peatones se vean sistemáticamente vulnerados por un medio de transporte cuyo éxito, insistimos, no será real hasta que no se logre una convivencia cívica entre peatones, ciclistas y conductores de vehículos a motor", ha indicado.

    Desde el PP han mostrado su preocupación por el hecho de que se está "incubando" un conflicto social entre peatones y ciclistas "al que debe ponerse fin antes de que sea demasiado tarde y termine estallando".

    "Los problemas deben abordarse con valentía, tomando decisiones. Lo que no se puede consentir es que Belloch vuelva a quedarse de brazos cruzados mientras un conflicto social se gesta en las calles de la ciudad", ha aseverado.

    Por último, ha insistido en la necesidad de mejorar la información sobre la nueva Ordenanza de la Bicicleta, así como de establecer los medios de control necesarios para que crear una "nueva conciencia" entre peatones, ciclistas y conductores.

    "Igual que los ciclistas deben asumir que son peligrosos si circulan por las aceras, los conductores de vehículos a motor deben ser conscientes de que hay un nuevo medio de transporte en la ciudad que tiene que circular por la calzada y que es extremadamente vulnerable. Como impulsora de la bicicleta, la administración municipal es la principal responsable de garantizar esa convivencia cívica en materia de movilidad", ha concluido.