11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 19 de noviembre de 2019

    El PP reclama el "compromiso firme" del Gobierno de Aragón con la limpieza del Ebro

    El PP reclama el "compromiso firme" del Gobierno de Aragón con la limpieza del Ebro
    El presidente de Asafre, Alfonso Barreras, y el diputado del PP en las Cortes de Aragón, Ramón Celma. - PP

    ZARAGOZA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de Agricultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ramón Celma, defenderá este jueves, en el pleno de la Cámara autonómica, el "compromiso firme" del Gobierno de la Comunidad con la limpieza del Ebro para limitar los daños ocasionados por las riadas.

    Celma ha comparecido este martes junto con el presidente de Asafre, Alfonso Barreras, entidad que defiende a los afectados por las riadas en la cuenca del Ebro, y ha urgido a actuar sobre el cauce para reducir los efectos provocados en campos de cultivo y explotaciones ganaderas, así como en las viviendas y bienes personales de miles de familias.

    El diputado del PP ha lamentado los "continuos incumplimientos" del Gobierno de Aragón y de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) con los acuerdos políticos y parlamentarios adoptados para minorar la siniestralidad causada tanto por las avenidas ordinarias, como extraordinarias, ha informado este partido en una nota de prensa.

    Asimismo, ha solicitado que se pongan en marcha "todas las herramientas" por parte de las Administraciones competentes "para que la limpieza y los dragados en puntos concretos se puedan llevar a cabo".

    El portavoz 'popular' de Agricultura ha criticado que la política del Gobierno Lambán no coincida "con los intereses de los miles de afectados" al señalar que "los agricultores y ganaderos de la ribera alta y de la ribera baja del Ebro están pensando en llegar a final de mes y el único objetivo del Gobierno de Aragón es llegar al final de la legislatura".

    El diputado ha indicado que el Partido Popular defiende desde hace años la necesidad de actuar sobre el río, mientras que la CHE y el Ejecutivo autonómico "apenas han ejecutado algunas obras menores de limpieza, que no consiguen amortiguar los efectos negativos provocados por el aumento sustancial de nivel y de caudal del río".

    El texto de la proposición no de ley que Celma defenderá en las Cortes de Aragón este jueves emana de los propios ribereños ya que "es la adaptación de un manifiesto que Asafre ha presentado en distintos municipios, Comunidades autónomas y que se está aprobando en Administraciones gobernadas por distintos partidos políticos", ha aclarado el parlamentario.

    Por eso, ha confiado en que no habrá "ningún problema en que la inmensa mayoría de los diputados de todos los grupos parlamentarios apoyen nuestra iniciativa".

    UN MODO DE VIDA

    El PP ha indicado que los municipios ribereños del Ebro a su paso por la provincia de Zaragoza tienen una población estimada de 67.000 habitantes y una presencia "muy relevante" de la actividad agraria y ganadera.

    Celma ha esgrimido que las afecciones negativas de las riadas "van más allá" de los daños y perjuicios puntuales y "nos preocupa que se pone en cuestión el modo de vida de nuestros agricultores y nuestros ganaderos", al tiempo que ha advertido de la escasa inversión realizada hasta la fecha por las Administraciones públicas.

    Según ha concreto, de los 80 millones de euros necesarios estimados por varios estudios, "no se ha invertido apenas dinero, los 10 millones de euros que se incluyeron en el presupuesto de 2018 no se han ejecutado, los procesos de concentración parcelaria que deberían acelerarse no se han acelerado y, por si fuera poco, tenemos un Gobierno de España que pone en cuestión las obras de regulación que tanto ayudan a laminar y regular las avenidas del Ebro, cuando pasan por nuestra Comunidad autónoma".

    El diputado ha manifestado que la inversión no realizada contrasta con el coste que supuso la reposición de infraestructuras y de indemnización de viviendas y bienes personales entre 2015 y 2018, que se elevó a 40 millones de euros.

    A esta cantidad habrá que añadir la que ha de abonarse por las pérdidas que previsiblemente tendrán lugar en 2019 y 2020 ante nuevas avenidas.

    Celma ha argumentado que "si ese dinero se invirtiese en limpieza y en el dragado en puntos concretos del Ebro evitaríamos que después se tuviesen que realizar esas indemnizaciones", un factor económico al que ha añadido la inseguridad vital que los episodios de riadas generan cada año sobre los habitantes de las riberas.

    Contador

    Lo más leído en Aragón