20 de octubre de 2020
28 de junio de 2010

El PP trasladará una queja formal a Belloch por su actitud "dictatorial y antidemocrática" en el último pleno

ZARAGOZA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Dolores Serrat, anunció hoy que trasladará una queja formal al alcalde, Juan Alberto Belloch, por la actitud "dictatorial, despótica, prepotente y soberbia que cada día va a más y peor", pero apreció que fue especialmente grave durante el último pleno municipal del pasado viernes día en que "dio un espectáculo grotesco con su falta de talante".

Serrat criticó que el alcalde no atendió el último punto del orden del día del pleno, porque "cerró la sesión sin terminar el apartado de ruegos y preguntas, violando el derecho a la libertad de expresión" puesto que el PP quería intervenir.

En rueda de prensa, Serrat lamentó que el alcalde "mostró una vez más su evidente desprecio a las iniciativas de la oposición" al recordar comentarios que hizo Belloch cuando se aprobaron algunas iniciativas y dijo "da igual votar que no votar porque no sirve para nada" y la frase "da igual el resultado de la votación porque no se cumplirá".

A juicio de Serrat, el alcalde también mostró una actitud "dictatorial en la dirección del pleno comportándose como un árbitro casero" y explicó que frente a la "flexibilidad inicial del pleno" en el control de los tiempos pasó a un "cambio radical" cuando se debatieron mociones del PP para ejercer un "control estricto y exhaustivo de los tiempos que le llevó a retirar la palabra al PP", en concreto al portavoz adjunto del PP, José Manuel Cruz.

Entre sus críticas, Serrat dijo que Belloch "se aprovechó de su condición de presidente para cerrar el debate con descalificaciones generales a las iniciativas del PP cuando dijo que no teníamos derecho a réplica" lo que a su juicio constituye una actitud "cobarde y escapista".

En este sentido, recordó que el pleno es el máximo órgano "y no puede cuestionar la votación" porque de lo contrario se preguntó "para qué sirve el pleno y las iniciativas de control al equipo de gobierno".

Por ello, calificó esta actitud de "inaceptable e impropia de una institución democrática" para añadir que "se contagia a la velocidad de vértigo a otros miembros del equipo de gobierno" en referencia a las "dificultades" del PP para acceder a información y expedientes puesto que tienen pendiente de respuesta la mitad de las peticiones, aseguró.

"COMPORTAMIENTO DE UN DICTADOR"

De forma sintética, la portavoz popular Dolores Serrat apreció que Belloch "presume de demócrata, pero las formas de comportamiento son de un dictador, mostrando un talante más próximo a los dirigentes predemocráticos".

Así, además de trasladar una queja formal al alcalde también reclamarán que el secretario emita un informe que determine "si políticamente es aceptable cerrar la sesión sin terminar el orden del día" y solicitarán otro informe al interventor para que emita su opinión sobre el "fondo en la aplicación del decreto de reducción de los sueldos del personal municipal".

Finalmente, avanzó que "no descartamos plantear una queja formal al Justicia de Aragón por vulnerar el derecho y el deber de nuestro trabajo de control al equipo de gobierno".

La portavoz del PP arremetió contra la actitud "antidemocrática" de Belloch del que recordó que "ha sido condenado por la Justicia por no respetar los derechos de los concejales" para añadir que el alcalde "remata esas decisiones judiciales depreciándolas".