18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 7 de diciembre de 2008

    La profesora Elósegui defiende en un trabajo que inmigrantes y autóctonos deben compartir "valores comunes"

    ZARAGOZA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La profesora de Filosofía del Derecho de la Universidad de Zaragoza, María Elósegui, defiende en un trabajo, que ha recibido recientemente el Premio 'Luis Portero' de Derechos Humanos, "la necesidad de compartir unos valores comunes" entre inmigrantes y autóctonos, concretamente, los valores constitucionales "exigibles a todos los ciudadanos".

    El trabajo, titulado 'Derechos Humanos, pluralismo cultural y orden público en el derecho español', aplica este principio a algunos problemas actuales relacionados con el derecho a la identidad cultural y al legítimo pluralismo.

    La profesora Elósegui recordó en declaraciones a Europa Press que una resolución del Consejo de Europa sobre diálogo intercultural, de junio de 2008, establece la necesidad de exigir y otorgar a todos los ciudadanos europeos los derechos y libertades contemplados en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

    "Esto supone que los ciudadanos se respeten unos a otros en sus legítimas diferencias, y también que los Estados no injieran en la legítima libertad de los ciudadanos, tomando como excusa los posibles peligros que plantean los presuntos ciudadanos antidemocráticos que puedan atentar contra la democracia establecida", relató la profesora.

    Según explicó la especialista, el Estado "no está legitimado a utilizar medidas ilegales por miedo a las consecuencias del ejercicio de la libertad por parte de sus ciudadanos".

    En el trabajo se aplican estos principios para discutir problemas concretos como el de la interculturalidad en la escolarización de alumnos inmigrantes en España.

    También se analizan los límites del control que el Estado puede ejercer sobre sus propios funcionarios en cuestiones relacionadas con la diversidad cultural, de creencias y de pensamiento que éstos defiendan como cualquier otro ciudadano en el ejercicio profesional.

    El Premio 'Luis Portero' de Derechos Humanos ha sido concedido por la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada. Se instituyó para honrar la memoria de Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, asesinado por ETA en octubre de 2000.