11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 19 de noviembre de 2019

    Rando (DPT) quiere que se acuerde en este mandato la contribución del Ayuntamiento de Teruel al servicio de bomberos

    Rando (DPT) quiere que se acuerde en este mandato la contribución del Ayuntamiento de Teruel al servicio de bomberos
    El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando - EUROPA PRESS

    TERUEL, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Diputación Provincial de Teruel (DPT), el socialista Manuel Rando López, ha manifestado que le gustaría llegar a un acuerdo en la presente legislatura con el Consistorio turolense sobre la prestación del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios que clarifique las competencias y las aportaciones económicas de cada institución. "Me gustaría dejar este asunto solucionado de forma responsable, no se puede mirar hacia otro lado en un tema de esta entidad".

    Rando, en declaraciones a Europa Press, ha expuesto que "el día que muera una persona en un incendio habrá un punto de inflexión, ahí empezaremos a ver las responsabilidades y a buscar soluciones. Hasta ahora, gracias a Dios, no ha pasado nada, se han producido solo daños materiales, pero no hay que esperar a que pase algo grave".

    El presidente de la DPT ha recordado que nada más entrar en la institución, en el mes de julio, se produjo un incendio considerable en las instalaciones de una fábrica maderera de Cella, cuando en la capital se celebraban las Fiestas de la Vaquilla, y hubo otros dos incendios más. "Si se produce un incendio en Teruel y otro en Albarracín, cuál de ellos tiene que atender la Diputación", ha preguntado.

    "De mi competencia es el incendio de Albarracín, no el de Teruel, pero si soy médico y tengo aquí una persona que se está muriendo, entonces qué digo, que ese no es mi paciente y lo dejo morir. Moralmente tengo que atender a los dos, lo tengo claro, pero legalmente no sabemos qué es lo que pasa", y "nosotros hacemos frente a todo, a los medios humanos y materiales".

    Según Rando, "no se debe politizar esta situación porque es importante y, en cualquier momento puede suceder algo serio", pero "tenemos que encontrar ya la solución" porque en la provincia "hay otras muchas necesidades".

    INFORMES OBJETIVOS

    "Este asunto lleva abierto un montón de años, lo he heredado yo, pero nadie le ha hincado el diente. Algo habrá que hacer, creo que habrá que elaborar informes técnicos, jurídicos, de todo tipo, de todos los organismos que sean objetivos y no de parte, un informe completo para conocer y clarificar cuál es la obligación de la Diputación de Teruel y la del Ayuntamiento", ha detallado.

    "El Servicio Provincial de Bomberos tiene un montón de actuaciones". En 2018, se elevaron a 826, de ellas 194, es decir un 23,84 por ciento, correspondieron a Teruel capital, cuando en 2014 representaban un 18 por ciento. "Van creciendo por la evolución de la población, en la capital se concentra la mayoría de los habitantes de la provincia", ha dicho.

    Manuel Rando ha agregado que es "incuestionable" que el Ayuntamiento de Teruel debe asumir sus obligaciones legales porque las ciudades con una población que supere los 20.000 habitantes, como es el caso, deberían prestar el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios.

    El Ayuntamiento "nos dice que ya hablaremos a lo largo de 2020, que se implique la Diputación General de Aragón con la creación del servicio autonómico de bomberos. Olvidémonos ahora de la DGA, en este momento quienes somos competentes para llegar a una solución somos la Diputación y el Ayuntamiento".

    En este sentido, ha agregado que "la responsabilidad la tenemos nosotros" y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj. "Estamos hablando de cosas muy serias, de incendios, de seguridad y salud pública, que estamos dejando de lado", ha sentenciado.

    Rando ha mencionado que ha propuesto a Buj que el Ayuntamiento vaya haciendo aportaciones graduales para colaborar en el mantenimiento del servicio. "Ahora tenemos un dato objetivo, el 23 por ciento de los gastos de la ciudad de Teruel lo está pagando la Diputación en vez del Ayuntamiento".

    A su entender, hasta que se haga un estudio pormenorizado se podría acordar que, por ejemplo, en 2020, el Ayuntamiento pagara el 15 por ciento, en vez del 23 por ciento, o también que el consistorio "abonara la mitad en el 2020 y en el 2021 la otra mitad, puede ser algo gradual, ir estudiando qué es lo que hace falta".

    Con las actuaciones que se producen en la actualidad, con las necesidades de inversión y de personal que existen, "estaríamos hablando fácilmente de que el Ayuntamiento tendría que poner dos millones de euros, además de las inversiones".

    En este punto, ha remarcado que si Teruel tuviera su propio parque de bomberos debería asumir su construcción, así como los medios materiales y humanos. Asimismo, ha destacado que el próximo año hay que invertir en el Parque de Bomberos de Teruel medio millón de euros.

    "No quiero politizar el problema", ha insistido Rando. "Quiero datos objetivos, económicos y de responsabilidad entre las Administraciones, este es el planteamiento que le hemos hecho a la alcaldesa".

    El máximo responsable de la DPT ha mencionado que hay que adquirir un vehículo autoescala de 34 metros que cuesta 750.000 euros, que solo se utilizará en la ciudad porque "en los pueblos, como mucho las casas tienen tres o cuatro alturas". Ha asegurado que la Diputación "no necesita este vehículo, lo necesita la ciudad de Teruel, que no es de nuestra competencia", entonces "quién tiene que hacer la inversión", ha preguntado.

    La Diputación de Teruel también ha de incorporar más personal y acometer inversiones en el Parque de Alcañiz, en el Parque de Calamocha, donde se requieren 450.000 euros, y en el Parque de Montalbán.

    Para cumplir con la ley, "si el Parque de Bomberos de Teruel sale a hacer un trabajo, tenemos que tener ahí un servicio y ese servicio se puede cumplir de dos formas", una de ellas sería contratar a 12 personas en diferentes turnos, lo que supondría un coste de 480.000 euros ya que cada puesto supone 40.000 euros, y la otra mantener a los efectivos que ya están, pero que hagan más guardias, "que también habrá que pagarlas".

    "Con todas esas necesidades que tenemos y que son de nuestra competencia y con las que no son nuestras, qué hacemos, qué podemos hacer, esa es mi pregunta", ha concluido diciendo Manuel Rando con preocupación.

    Contador

    Lo más leído en Aragón