28 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

Rivarés (Podemos) dice que "hay gente que se está quedando atrás" y reclama "compromiso" y no "beneficencia"

Rivarés (Podemos) dice que "hay gente que se está quedando atrás" y reclama "compromiso" y no "beneficencia"
El portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Simón - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ZARAGOZA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha advertido este miércoles de que, debido a la crisis, "hay gente que se está quedando atrás" y ha reclamado "compromiso de las instituciones" y no "beneficencia".

Ha rechazado el discurso pronunciado, en sesión plenaria, por el alcalde, Jorge Azcón, en la primera jornada del Debate sobre el estado de la Ciudad, y ha afirmado que "hay una Zaragoza real y una de la que habla Azcón".

"La pandemia ha demostrado que los servicios sociales públicos son esenciales" porque son los únicos que garantizan que nadie se quede atrás. Ha considerado que las lecciones aprendidas por Azcón en la pandemia "son distintas al sentido común" porque "sigue defendiendo la colaboración privada". Su Gobierno, ha añadido, mira al de la Comunidad de Madrid.

Rivarés ha proclamado que "ya es hora de defender a todos los habitantes de la ciudad que se está quedando fuera de estas políticas para unos pocos que hoy defiende Azcón" y ha apostado por "una ciudad igualitaria".

LOGROS

También ha expresado que "casi todos los logros que el alcalde ha citado fueron iniciados antes de su llegada a la alcaldía", de forma que Azcón "ha presumido de proyectos que comenzaron antes de que él fuera alcalde, excepto la Clínica Quirón, otras privatizaciones y la línea 900, que se culpable de que mucha gente con necesidades urgentes se esté quedando sin ser atendida por su ayuntamiento".

Fernando Rivarés ha llamado la atención sobre los "ejemplos claros de vieja política", como "las privatizaciones y el amiguismo, la tónica habitual".

Ha criticado la reducción de impuestos porque "no es la solución cuando la pandemia ha puesto en evidencia que reforzar la caja común es la única forma de proteger a todos los ciudadanos por igual, la única forma de financiar los servicios públicos". Al contrario, ha apostado por subir los impuestos "a quien más puede aportar" para mantener la caja común.

El portavoz de Podemos ha tildado de "lamentable" que "la única solución a la necesidad de vivienda que ha planteado sean operaciones urbanísticas en zonas hiperdensificadas, en lugar de plantear un plan de vivienda pública acorde a las necesidades de la mayoría, y el fin de los desahucios" porque "todas las semanas hay desahucios y el Ayuntamiento está desahuciando a través de Zaragoza Vivienda; también está desahuciando el alcalde".

A su juicio, Azcón ha establecido un modelo de gestión "contra la ciudadanía, a base de privatizaciones y amiguismos", por lo que ha abogado por "salir del oscurantismo en el que la ciudad ha sido incluida".

PROPUESTAS DE RESOLUCIÓN

Entre las propuestas de resolución que presentará Podemos, Fernando Rivarés ha destacado cuatro, la primera de ellas para eliminar la línea 900 y garantizar así "la accesibilidad universal de toda la ciudadanía al sistema de servicios sociales" de forma que la atención a los usuarios sea presencial, lo que exige reforzar los recursos humanos. Este grupo propone diseñar un plan estratégico de derechos sociales.

También ha pedido suprimir la Oficina contra la Violencia Doméstica y destinar los recursos asignados a la misma a financiar el servicio de atención y asistencia a las víctimas de las violencias machistas.

En materia de vivienda, ampliar el parque de vivienda municipal, paralizar todos los desahucios desde Zaragoza Vivienda e impulsar la rehabilitación de viviendas de manera sostenible con criterios de eficiencia energética, accesibilidad y protección del patrimonio.

Además, Podemos recomienda modificar parcialmente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para frenar la expansión de los locales de juego y apuestas mediante la declaración de zonas saturadas y la obligatoriedad de que guarden una distancia mínima de 1.000 metros lineales respecto de centros educativos, sanitarios y culturales, entre otros.

Para leer más