5 de marzo de 2021
26 de enero de 2021

Aragón levanta el confinamiento de Huesca y endurece las restricciones en Teruel, Alcañiz y Calatayud

Aragón levanta el confinamiento de Huesca y endurece las restricciones en Teruel, Alcañiz y Calatayud
José María Abad, Sira Repollés y Francisco Falo en la rueda de prensa para informar sobre el endurecimiento de las restricciones. - GOBIERNO DE ARAGÓN

ZARAGOZA, 26 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha anunciado que, atendiendo a los datos epidemiológicos y a la evolución de la cuarta ola de la pandemia, se ha decidido levantar el confinamiento perimetral de Huesca ciudad y endurecer las restricciones en los municipios ciudades de Teruel, Alcañiz y Calatayud.

En una rueda de prensa este martes, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha detallado que la capital altoaragonesa ha registrado una evolución favorable de la incidencia. Por ello, se ha decidido levantar el confinamiento perimetral, lo que supone que se permitirá la libre circulación por la provincia oscense.

Sin embargo, Repollés ha lamentado que la situación epidemiológico en las ciudades de Teruel, Alcañiz y Calatayud sigue siendo negativa y no ha mejorado desde se decretaron las últimas medidas, el pasado 15 de enero.

Así las cosas, se van a endurecer, a partir de este jueves, las restricciones en estos municipios. En concreto, se va a limitar el servicio de hostelería al exterior y el aforo en terrazas será al 50 por ciento, asimismo se cierran los gimnasios y centros deportivos. Además, las actividades no esenciales deberán cerrar a las 18.00 horas.

Respecto a la situación de Huesca ciudad, Repollés ha señalado que, igual que se anunció el 15 de enero el confinamiento perimetral de aquellos municipios con más de 10.000 habitantes con una incidencia acumulada a siete días superior a 250 por 100.000 habitantes, hay que desconfinar a los que se encuentren por debajo. Así, ha mencionado que la incidencia en capital oscense es de 190 casos por 100.000 habitantes en siete días.

"En consonancia con los criterios objetivos aplicados que se tomaron para aplicar la decisión de confinar Huesca, corresponde levantar su confinamiento perimetral". Esto supondrá permitir la libre circulación por la provincia, aunque seguirá en vigor el confinamiento interprovincial y el de la Comunidad autónoma, así como las restricciones que se aplican en todo el territorio respecto a la limitación horaria de la actividad no esencial a las 20.00 horas, de lunes a jueves, y a las 18.00 horas fines de semana y vísperas de festivos.

De esta forma, Huesca es la primera y única localidad que sale, por el momento, de los confinamientos perimetrales anunciados el pasado 15 de enero. Continúan en esta situación Zaragoza, Calatayud, Ejea de los Caballeros, Tarazona, Cuarte de Huerva, Utebo, Teruel y Alcañiz.

Aunque estos municipios siguen en confinamiento perimetral, todos han tenido una evolución epidemiológica positiva desde que se tomaron las últimas medidas restrictivas, a excepción de Teruel, Alcañiz y Calatayud.

TENDENCIA ASCENDENTE

Sira Repollés ha remarcado que en Teruel, Alcañiz y Calatayud el confinamiento no está registrando los efectos perseguidos: "De hecho, los tres municipios han incrementado de forma muy notable su incidencia acumulada semanal, duplicando incluso las cifras desde hace diez días".

"Teruel cuenta con una incidencia acumulada 682 casos por 100.000 habitantes a siete días y Calatayud supera la cifra de 700. Mención especial merece Alcañiz, que suma las cuantías de Teruel y Calatayud y en estos momentos tienen una incidencia acumulada semanal de casi 1.500 casos por cada 100.000 habitantes", ha destacado.

En este contexto, ha dicho que prácticamente el total de casos notificados corresponde al ámbito social: "Los centros sanitarios y sociosanitarios apenas justifican un porcentaje menor de los contagios, alrededor de un 10 o un 15 por ciento, es decir, que la mayoría de los contagios se producen en el ámbito comunitario".

Sira Repollés ha subrayado que las nuevas restricciones anunciadas para estas tres ciudades estarán en vigor hasta que haya una disminución y cambio de tendencia en la incidencia, "que en estos momentos alcanza cifras muy preocupantes". Ha vuelto a incidir en la necesidad de mantener la distancia social y de utilizar mascarilla y gel hidroalcohólico para evitar contagios. También ha remarcado "la obligatoriedad de cumplir los confinamientos, siguiendo las indicaciones de los servicios de vigilancia epidemiológica, bien sea por ser caso como por ser contacto estrecho".

Las restricciones del 15 de enero se tomaron para localidades que tenían más de 10.000 habitantes y superaban cierta incidencia. Repollés ha reconocido que se ha producido un aumento de casos en los últimos días en localidades más pequeñas, como son Utrillas o Calamocha. "En estos municipios, con cuyos representantes estamos permanentemente en contacto, se establecen refuerzos tanto de apoyo para los centros de salud como de intensificación de vigilancia y control por parte de las fuerzas de seguridad, con el apoyo de los servicios de Salud Pública".

PICO DE LA CURVA

Sira Repollés ha afirmado que Aragón, en su conjunto, "parece haber llegado al pico de la curva, con una incidencia acumulada de 380 casos, algo menos que la media de España que está en 419". Ha achacado esta buena situación a las medidas restrictivas que se establecieron en la región desde el día 4 de enero y se intensificaron el día 15.

"Esto ha conseguido disminuir la pendiente y alcanzar el pico en unas cifras bastante menores que en la onda epidémica anterior. De todas formas, ahora necesitamos inducir la curva hacia un descenso rápido para evitar el compromiso del sistema hospitalario y conseguir el control de esta cuarta ola".

En esta línea, el director general de Salud Pública, Francisco Falo, ha desgranado que Aragón se encuentra en "una situación más favorable que otras comunidades autónomas". "En este caso, la onda epidémica no nos ha golpeado tan fuerte como en las anteriores ocasiones". Ha apuntado que en Zaragoza y Huesca ha sido donde mejor comportamiento han tenido los datos en los últimos días: "Quizá el dibujo es diferente en Teruel, donde todavía hay una onda epidémica ascendente".

"Nos hemos estabilizado en la positividad de las pruebas, aunque aún la tenemos alta, estamos moviéndonos en el 17 y 18 por ciento. Lo que queremos ahora es que baje lo más rápido posible y al umbral más bajo posible". Ha citado que, "por primera vez desde hace días", el índice reproductivo básico ya ronda el uno: "Estamos en esa situación en la que, en el peor de los casos, generamos tantos casos nuevos como había, una estabilización que esperamos que mejore en los próximos días".

SISTEMA SANITARIO

El director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, ha aclarado que el sistema sanitario tiene "una gran presión asistencial". "En Atención Primaria, al igual que con la incidencia, parece que hemos superado ya el pico y que podemos estar en una meseta o incluso empezando a descender las consultas, aunque seguimos con alrededor de 450 casos sospechosos que llegan a las consultas y alrededor de 2.000 contactos diarios que son identificados por los rastreadores".

Ha puntualizado que hay alrededor de 13.000 contactos que ahora están siendo seguidos por los profesionales de Atención Primaria y Salud Pública en todo Aragón.

"En urgencias, pensamos que hemos llegado al pico y ahora mismo la frecuentación media de casos sospechosos está entre 150 y 200 casos diarios y esperamos que empiece a descender". Sobre los ingresos también se espera estar en el pico, con entre 50 y 75 ingresos diarios por COVID, un 30 por ciento del total de casos sospechosos que llegan a urgencias.

Ha reconocido que la ocupación hospitalaria ha alcanzado "cifras preocupantes" y "probablemente se mantenga esta tendencia ascendente al menos durante esta semana y la que viene, con lo cual tenemos dos semanas en las que la presión asistencial sobre los hospitales va a ser importante".

A día de hoy, hay 784 pacientes ingresados en el conjunto del sistema sanitario aragonés, de los que 80 están en camas UCI. Además, ha precisado que durante estos meses la presión asistencial por otras patologías también es alta.