19 de junio de 2019
  • Martes, 18 de Junio
  • 22 de mayo de 2019

    Sara Fernández (Cs) cree que será alternativa a la izquierda y mantendrá las líneas rojas de Rivera al pactar

    Las apuestas de la candidata a la Alcaldía son un plan de choque en servicios públicos y un plan de atracción de inversiones

    Sara Fernández (Cs) cree que será alternativa a la izquierda y mantendrá las líneas rojas de Rivera al pactar
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    ZARAGOZA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

    La candidata de Ciudadanos (Cs) a la Alcaldía del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández, se ha mostrado convencida de que será una alterativa a la izquierda y ha asegurado que a la hora de pactar se mantendrán las líneas rojas expuestas por el presidente de la formación naranja, Albert Rivera.

    En una entrevista concedida a Europa Press, la candidata de Cs a la Alcaldía de Zaragoza ha dicho: "Rivera ha dejado claro las líneas de pactos de Ciudadanos y entendemos que eso se mantendrá". "Salimos a ganar y a partir de ahí ya veremos, podemos partir de posiciones de fuerza a la hora de negociar".

    Al ser preguntada si se sentiría más cómoda pactando con el PP o con el PSOE, ha dicho que "dependerá" porque Cs basará los acuerdos en cuestiones programáticas y, a partir de ahí, se verán a qué acuerdos se pueden llegar y quién estaría dispuesto a sumarse al programa de Ciudadanos.

    "Pactamos por escrito el compromiso. No es como 2015, que se decidió no entrar en los gobiernos, pero ahora estamos dispuestos a gobernar y entrar en los gobiernos".

    Al respecto, ha apostillado que "dependerá" de cada institución, pero "la idea es gobernar". En caso de formar un gobierno de coalición, la candidata ha sido tajante al indicar que "hay que dejar por escrito el acuerdo para que lo conozcan los zaragozanos y luego comprueben el grado de cumplimiento. Tiene que haber un acuerdo previo a cambio de un apoyo a una investidura".

    PLAN DE CHOQUE

    Sobre el diseño del gobierno que conformaría, Sara Fernández ha avanzado el empleo y el emprendimiento que "necesitan" una entidad y también las relaciones internacionales para que hagan de Zaragoza una ciudad europea, pero ha reconocido que dependerá de "quien componga ese gobierno".

    En cuanto a si al Alcaldía es negociable para llegar a un acuerdo de gobierno ha apuntado que no se lo han planteado. "Respetamos las reglas del juego y puede haber negociaciones, pero no intercambiamos sillones, sino que pactamos políticas. No hemos montado una estrategia, tenemos un programa muy claro y hay líneas rojas, como la Constitución, pero no hay una estrategia para asaltar el poder en las instituciones y llegar a los sillones como han podido plantear otros partidos. Salimos con nuestros equipos y programas a ganar y ya veremos".

    Las principales apuestas de la candidata de Cs a la Alcaldía pasan por un plan de choque en servicios públicos porque "a la gente le preocupa la limpieza, el cuidado de las calles y la puntualidad de los autobuses".

    Otra medida se traduce en un plan de atracción de inversiones para empresas, autónomos y emprendedores que inicien su actividad económica, pero siendo una ciudad "atractiva" con unos servicios públicos y una escena urbana "en condiciones", junto a una presión fiscal, pero bonificada en el IAE y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras para impulsar la actividad y creación de empleo que redunde en mayores ingresos para el Ayuntamiento y así poder invertir en infraestructuras.

    DEUDA

    Al respecto, ha aclarado que no es partidaria de la "bajada indiscriminada de impuestos, sino con prudencia" para fomentar el empleo y la actividad económica.

    No obstante, ha precisado que la acción de gobierno estará condicionada por la deuda que es el principal 'handicap' al señalar que hay unos cien millones de euros pendientes de sentencias judiciales. "Por eso queríamos hacer un plan de reducción de la deuda, a lo que Zaragoza en Común se negó".

    La situación económica del Ayuntamiento de Zaragoza "hace inviable" la segunda línea del tranvía ha observado Sara Fernández que se ha decantado por reordenar las líneas de autobús y las cercanías para favorecer la movilidad. "Es lógico que haya una segunda línea y una tercera para cerrar la orla este, pero para cuando haya dinero no se si el tranvía sería el medio de transporte de alta capacidad que tenga más sentido".

    A su parecer, la movilidad que se decida tiene que tener un "acuerdo de amplia base", al argumentar que al final tiene más larga duración en el tiempo.

    VOLUNTAD NATURAL

    Para Sara Fernández resulta fundamental la coordinación con el Gobierno de Aragón sobre los puntos fuertes, como la movilidad eléctrica o las energías renovable y la logística, junto a la innovación. "Para lograrlo hacen falta buenas conexiones con el aeropuerto y la Feria de Muestras e inversiones en polígonos como Cogullada y Malpica".

    Otra apuesta de Cs pasa por la creación de escuelas infantiles en Parque Venecia y Valdespartera porque "son las que se pueden hacer" y ha recordado que se trata de una de las competencias impropias que no le corresponde al Ayuntamiento aunque las asume al ser un asunto "no resuelto".

    Las relaciones entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón tienen que estabilizarse y "normalizarse", ha opinado la candidata a la Alcaldía para considerar que los responsables de ambas instituciones "tienen la obligación" de intentar llegar a acuerdos, independientemente del color político. "Hay que tener una voluntad natural de querer llegar a acuerdos y no se puede estar echando pestes y amenazando a la otra institución a través de los medios de comunicación. Hay que crear un clima de entendimiento y diálogo".

    Sara Fernández ha argumentado que la relación entre ambas instituciones esta legislatura ha revelado que los apoyos a los distintos gobiernos "eran interesados" al explicar que se han aprobado los respectivos presupuestos cuando "les ha hecho falta" o la Ley de Capitalidad para "hacerse una foto", pero no ha habido reuniones bilaterales para llegar a acuerdos y en concreto ha citado el Impuesto de Contaminación de Aguas (ICA).

    "No ha habido conversaciones, sino chantajes de una institución a otra y de forma recíproca. Es tan ilógico, porque hay muchas cosas que atañen al bien común y el Gobierno de Aragón también gobierna para Zaragoza, que es la mitad de la población".

    DINAMIZADOR

    Sara Fernández ha elogiado el papel de Cs en este mandato porque al irrumpir en el Ayuntamiento y en otras instituciones ha "dinamizado la forma de hacer política". Asimismo, ha mostrado su "decepción" con Zaragoza en Común (ZeC) que también se ha estrenado este mandato y gobierna la Alcaldía.

    "Estando en las antípodas ideológicas, ZeC también ha entrado en el Ayuntamiento por el hartazgo de la gente ante la corrupción y el bipartidismo, pero ha defraudado porque ha habido opacidad. Siguen sin darnos explicaciones de las cuentas de Zaragoza-Cultural cuando somos consejeros".

    La también portavoz del grupo municipal de Cs ha asegurado que si no puede formar gobierno permanecerá en la oposición porque el compromiso con los ciudadanos es por cuatro años y ha destacado que se pueden hacer cosas y llegar a acuerdos.

    "Si eres constructivo, propositivo y positivo, incluso un Gobierno de ZeC, que no hemos apoyado, cuando aportas cosas que son lógicas y coherentes del interés de los ciudadanos, se hacen realidad". "Tiene que haber altura de miras, aunque lo proponga otro y no hacer una oposición destructiva, del no por el no".

    Aunque no se necesiten los votos numéricamente, "por talante democrático" hay que hablar con todos porque siempre es mejor sacar los proyectos con un mayor consenso, ha expresado. "Lo malo es que ZeC ha aprobado el PMUS de forma unilateral y los cambios en la Policía Local y no ha habido manera de llegar a un acuerdo en el reglamento de Participación Ciudadana".

    "Si te opones a algo hay que aportar una alternativa. En todo hemos hecho propuestas, pero otros partidos no han actuado así". Finalmente, ha abundado en que si Cs logra la Alcaldía propiciará un "cambio de formas total mediante el diálogo"

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Aragón