25 de febrero de 2021
11 de diciembre de 2014

La sociedad Los Tranvías dice que la construcción de la línea 1 se ha hecho según la "más estricta legalidad"

La sociedad Los Tranvías dice que la construcción de la línea 1 se ha hecho según la "más estricta legalidad"
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad de Economía Mixta Los Tranvías de Zaragoza ha manifestado que todo el proceso de construcción de la línea 1 se ha hecho "conforme a la más estricta legalidad" y, en concreto, según el pliego de condiciones que rige el contrato administrativo.

Así lo ha señalado en una nota de prensa, después de que el portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Eloy Suárez, haya anunciado que pedirá la creación de una comisión de investigación sobre esas obras, tras conocerse que la UTE que ejecutó los trabajos certificó obras por un millón de euros que sí cobraron, pero no ejecutaron, según publica este jueves Heraldo de Aragón.

La sociedad Los Tranvías ha afirmado que, de acuerdo con el pliego de condiciones, el contrato adjudicado desde el Ayuntamiento de Zaragoza a esta sociedad "no es administrativo de obras, sino de gestión de servicio público en la modalidad de empresa mixta, una vez seleccionado el socio privado, consistente en la construcción, explotación y mantenimiento de la línea 1 del tranvía".

En concreto, esta entidad ha apuntado que las obras de construcción ejecutadas por la sociedad de economía mixta "no llevan aparejada una contraprestación económica directa por parte del Ayuntamiento", sino que la forma de retribuir incluye diversos conceptos, concretamente, los de pagos en concepto de subvención de capital, pagos por usuario, pagos por disponibilidad y pagos por servicios especiales y/o extraordinarios.

A este respecto, los pagos por subvención de capital son los que "se asemejan más a una retribución equivalente al coste de las obras, en la medida en que se vinculan a la fase de construcción, al cumplimiento de determinados hitos constructivos", mientras que el resto tienen relación con la fase de explotación.

Desde Los Tranvías han añadido que el importe de estos pagos por subvención de capital "es fijo e invariable, pero no cubre más que una parte del coste de construcción".

Por eso, la financiación de las obras de construcción y puesta en marcha de la línea 1 del tranvía de Zaragoza "ha corrido no solo a cargo de esos fondos públicos, sino también de fondos privados" y en el caso de estos últimos se han articulado "a través de aportaciones directas de las empresas integrantes del consorcio adjudicatario de las obras y de financiación bancaria".

TÉCNICOS INDEPENDIENTES

La sociedad de Los Tranvías también ha sostenido que con el fin de monitorizar adecuadamente el desarrollo de las obras, el Ayuntamiento de Zaragoza, así como las entidades financieras integrantes del sindicato bancario que ha financiado parcialmente la construcción de la línea 1, "designaron asesores técnicos independientes".

Estos "han velado por la correcta ejecución de las obras y su adecuación al proyecto de ejecución según éste iba evolucionando" y, "en ningún caso, las obras de construcción del tranvía se han retribuido desde el Ayuntamiento a la sociedad conforme a certificaciones mensuales que puedan generar derecho al cobro en ese importe, aun cuando sean a cuenta".

Al respecto, desde Los Tranvías han señalado que el pliego de cláusulas administrativas "es muy claro" sobre la definición de las relaciones mensuales valoradas de la obra y estas "se emiten a los meros efectos de conocer el ritmo de ejecución de las obras y su sujeción al plan de obra, sin que tengan el carácter --ni conlleven su emisión-- de certificaciones de obra y sin que impliquen aceptación o entrega alguna de las mismas".

Por otra parte, esta sociedad de economía mixta, participada en un 20 por ciento por el Ayuntamiento de Zaragoza, formalizó un contrato de obras privado con las empresas constructoras --la denominada UTE--, "en el que le trasladan todos los derechos y obligaciones asumidos con el consistorio para la fase de construcción y, en lógica con ello, pacta un sistema de retribución a tanto alzado y precio cerrado".

En este sentido, Los Tranvías han explicado que en un contrato de obras con sistema de retribución a tanto alzado y precio cerrado, "el contratista asume en su totalidad el contenido del proyecto, de tal modo que no puede reclamar un aumento de precio por cualquier error u omisión de aquél que se ponga de manifiesto durante el desarrollo de las obras y que deba ser corregido".

De esta forma, "no es exacto que se haya cobrado por obras certificadas y no ejecutadas", puesto que a esta sociedad de economía mixta "se le ha retribuido por el Ayuntamiento la misma cantidad invariable prevista en el pliego".

Asimismo, las relaciones mensuales valoradas se elaboraron según el grado de avance de las obras previstas en el proyecto original. Sin embargo, en la ejecución de las obras, "se han producido ajustes que han conducido a partidas del proyecto inicial que no se han ejecutado pero también, a la ejecución de partidas adicionales".

En todo caso, "tanto el proyecto final 'as built', como la valoración final de las obras reflejan con exactitud todo lo realmente realizado" y "todas las modificaciones para corregir el proyecto fueron tratadas y acordadas por todos los técnicos intervinientes y con responsabilidad en los contratos".

Para leer más