15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 12 de noviembre de 2019

    Un total de 21 centros de Educación Secundaria de Huesca participan en la Semana Europea de la Prevención de Residuos

    HUESCA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 21 centros de Educación Secundaria de la provincia de Huesca se han sumado a las actividades medioambientales de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, que ha organizado la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

    Las actividades de sensibilización ambiental han comenzado este lunes y se desarrollarán hasta el 29 de noviembre, en horario escolar y con una duración de 50 minutos. La Semana gira en torno a la problemática del plástico y las actividades han quedado divididas en tres grandes bloques: 'El caos del plástico', 'Vivir sin plástico' y 'Pasapalabra del plástico'.

    A través de recursos gráficos, audiovisuales, objetos libres de plásticos y juegos, desde el pasado 11 y hasta el 29 de noviembre, estas sesiones ambientales de 50 minutos y realizadas en horario escolar, tratan de acercar a los más jóvenes al caos que rodea al plástico para conseguir que obtengan una mayor conciencia de su impacto medioambiental, además de conocimientos más ajustados sobre origen, características y formas, con una última parte dedicada a la búsqueda de alternativas.

    Otra de las propuestas que llegan a las aulas altoaragonesas este curso está centrada en realizar un diagnóstico ambiental junto con el profesorado y los alumnos para controlar en detalle parámetros como el consumo de agua, gas, electricidad, papel reciclado o común o la temperatura de forma trimestral.

    AGENDAS

    Además, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha distribuido 8.000 agendas escolares en 33 centros de Educación Secundaria sobre los efectos negativos del uso del plástico en el planeta y las posibles maneras de reducir su uso, así como 930 calendarios en 64 colegios de Primaria.

    El responsable de Desarrollo y Sostenibilidad de la DPH, Roque Vicente, ha trasladado que el objetivo final pasa por la sensibilización medioambiental. "Tratamos de provocar la reflexión y el conocimiento y de tratar de que nuestros jóvenes sean conscientes, conocedores y sensibles al impacto que tenemos como sociedad en el medioambiente".

    La técnico del área de Desarrollo y Sostenibilidad de la Diputación, Marta Fábregas, ha dicho que "es indudable la importancia del problema del plástico y se trata de abordar esta cuestión desde su consumo y producción, desde la dificultad de reciclaje y la búsqueda de alternativas al uso del plástico".

    Ambas acciones forman parte de una iniciativa provincial que echó a andar en 2007 en colaboración con la Diputación Provincial de Barcelona para editar este material didáctico de educación medioambiental. Están enmarcadas en el programa europeo de la Agenda 21.

    En el caso de la agenda escolar, además de los apartados característicos se incluyen contenidos para reflexionar sobre el enorme impacto ambiental y social que generan los residuos plásticos y la incapacidad para su adecuada gestión. Saber diferenciar los distintos tipos que existen a la venta, y tomar conciencia de que en base a su composición es más fácil o difícil su reciclaje, son dos de los objetivos de esta agenda en la que también se proponen ejercicios prácticos para ello.

    Para empezar a ser conscientes del exceso de plástico, una de las primeras prácticas que se propone en la guía es averiguar cuál es la cantidad de residuos de este tipo que se generan en casa y a ello se suman datos de estudios internacionales para la reflexión, como el elevado impacto que esta problemática ya provoca en los océanos, con ejemplos alarmantes como la existencia de hasta cinco grandes islas de plástico flotantes o los encaminados a conocer el variado abanico de productos en los que aparece o la dificultad en la gestión, como residuo al que a veces no se le puede dar una segunda vida.

    También se recomiendan espacios web sobre diferentes campañas como #Desnudalafruta de Greenpeace para denunciar los envases de un solo uso que hoy en día suponen la mitad del plástico mundial utilizado.

    CENTROS

    Los escolares que ya disponen de este recurso y están llevando a la práctica sus propuestas proceden de una treintena de centros, entre los que están los barbastrenses Hermanos Argensola y Martínez Vargas, el Cinca Alcanadre de Alcolea, el CPES de Benasque, los colegios rurales agrupados Alto Ara en Broto, Río Aragón de Hecho y Santa Cilia y Ribagorza Oriental en Benabarre o al centro de La Llitera en Tamarite.

    También están repartidas en el IES Castejón de Sos, el Bajo Cinca, Santa Ana y Ramón J. Sender de Fraga, el instituto Domingo Miral y Pirineos de Jaca, los montisonenses Mor de Fuentes y Domingo Savio, el San Alberto Magno y Biello Aragón en Sabiñánigo y su sección en Biescas, y el Baltasar Gracián de Graus.

    En la capital altoaragonesa se dividen entre los institutos Ramón y Cajal, Lucas Mallada, Sierra de Guara y Montearagón, los colegios Santa Ana, Santa Rosa y Salesianos, además de llegar al Instituto Monegros-Gaspar Lax de Sariñena, San Juan Bautista de Zaidín, Ramón y Cajal en Ayerbe, Montes Negros en Grañén y en Aínsa al IES Sobrarbe.