6 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

UGT cree que refleja necesidad de usar negociación colectiva y PGE 2010 para reactivar la economía

ZARAGOZA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ante los datos del IPC agosto conocidos hoy, UGT Aragón advirtió de que la recuperación económica y la creación de empleo "sólo será posible garantizando el poder adquisitivo de los salarios, que permitirán activar la demanda y el consumo". Por ello, el sindicato instó a las organizaciones empresariales y empresas a "desbloquear la negociación colectiva" y solicitó al Gobierno "que garantice el gasto social en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2010".

A juicio del sindicato, los datos del IPC reflejan una moderación en la caída de los precios rompiendo la tendencia a la baja que se venía produciendo desde el mes de julio del año pasado, un hecho que "a lo único a lo que nos puede conducir es a aumentar el grado de incertidumbre de la economía y a deprimir más el consumo", lo que "repercutiría inmediatamente en todos los niveles, destruyendo más tejido productivo y con ello más empleo".

Por ello, UGT consideró necesario "el desbloqueo de la negociación colectiva, que se ha consolidado en los últimos años como una herramienta de gran utilidad, y permitiría recuperar la confianza de la economía, marcando la senda para una recuperación económica".

Por último, UGT Aragón demandó que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 "garanticen el gasto social y permitan un mayor estímulo de la demanda ante la paralización de la iniciativa privada".

Los precios crecieron en Aragón durante el mes de agosto cuatro décimas respecto al mes anterior, situando la tasa anual de inflación en el -1,3 por ciento, tasa seis décimas menos negativa que la registrada en julio, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, se rompe la tendencia de continuos descensos en la tasa anual de inflación iniciada en agosto de 2008, y que hizo que desde abril se vengan registrando valores negativos. También en el conjunto de España los precios crecieron en agosto tres décimas para dejar la tasa anual de inflación en el -0,8 por ciento.