15 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Los vecinos del barrio rural de Villalba Baja, en Teruel, reclaman la modificación del trazado de la variante

TERUEL, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos del barrio rural de Villalba Baja, en el municipio de Teruel, han reclamado al Ministerio de Fomento que modifique el trazado de la variante que atraviesa este barrio puesto que la zona de afección de la infraestructura dejará fuera de ordenación la mayor parte de las edificaciones del barrio.

El Ayuntamiento de Teruel propondrá a Fomento que reduzca esa zona de afección, en la que supuestamente no se puede construir, mientras que los vecinos ya han presentado un recurso de alzada porque creen que la única solución es modificar el trazado.

Así lo trasladó el portavoz de la comisión que se ha creado en el barrio en contra del trazado actual de esta infraestructura, David Asensio, quien se mostró satisfecho porque el pleno del Ayuntamiento se vaya a pronunciar al respecto, si bien anunció que "diferimos del planteamiento que van a hacer".

El consistorio pedirá a Fomento que reduzca la zona de afección de la infraestructura de cien a 25 ó 12 metros, una postura que "no es correcta, porque no es viable desde un punto de vista legal", según Asensio.

Por su parte, los vecinos piden que "el trazado sea modificado para alejarse de la población, al menos los cien metros que se exige". De hecho, señaló, "hemos propuesto a Fomento un trazado alternativo al que manejan y que es viable desde un punto de vista jurídico y creemos también que desde un punto de vista económico".

También reconoció la "dificultad" de que se acepte su propuesta "sin el apoyo decidido del Ayuntamiento, que no puede ir con planteamientos que no son correctos desde el punto de vista legal".

Al no recibir respuesta del Ministerio de Fomento, la comisión ha presentado un recurso de alzada que "va a agotar la vía administrativa y cuando acabe nos arrojará a un Contencioso- Administrativo contra Fomento", explicó David Asensio.

Estimó que los vecinos "podemos ganar" ese contencioso, aunque opinó que ésta no es la situación más favorable "porque la resolución del asunto se dilatará demasiado en el tiempo".

De no modificarse el trazado o de no reducirse la zona de afección de la vía, la mayor parte de las edificaciones de Villalba Baja quedarían fuera de ordenación. Asensio aseguró que eso sería "un desastre urbanístico" y apuntó que "el pueblo tiene una posibilidad de desarrollo urbanística muy pequeña que quedaría incluida en esa zona de afecciones".

Por eso, manifestó que esto podría suponer la desaparición de Villalba Baja puesto que "los intereses vitales de nuestra localidad se verían seriamente afectados".