12 de diciembre de 2019
12 de agosto de 2019

La escultura 'La Siesta' vuelve a lucir en paseo Sagasta de Zaragoza, tras su restauración

La escultura 'La Siesta' vuelve a lucir en paseo Sagasta de Zaragoza, tras su restauración
La vicealcaldesa y la escultura La Siesta - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vicealcaldesa y consejera municipal de Cultura de la capital aragonesa, Sara Fernández, ha elogiado el trabajo de restauración llevado a cabo por el equipo de la Unidad de Patrimonio Cultural y de las brigadas municipales en la escultura 'La Siesta', que tras ser vandalizada vuele a lucir de nuevo en el paseo de Sagasta de Zaragoza.

'La Siesta' es obra del pintor y escultor nacido en Mazaleón (Teruel), Enrique Galcerá Martí, y fue galardonada con la medalla de plata en la II Bienal de Pintura y Escultura 'Primero Zaragoza' de 1963 y donada al Ayuntamiento, posteriormente, por el artista. Se instaló en el paseo de la Constitución donde permaneció hasta que en 1989 se colocó el monumento a la Constricción y se trasladó al emplazamiento actual.

La obra mide 70 por 142,40 por 82 centímetros, está esculpida en piedra de Ulldecona --conocida también como Crema Cenia, Piedra Cenia o Mármol de Ulldecona-- y se ubica sobre un pedestal de sección rectangular en el que se encuentra una joven campesina acurrucada en el suelo, descansando con los ojos cerrados, aprovechando como almohada un haz de mies.

En 2018, se retiró para ser restaurara. Se ha hecho una limpieza de la superficie de la obra y se han eliminado morteros que había añadidos y otros elementos que no pertenecían a la obra, además de líquenes. Se han rellenado las grietas y se ha asentado a la base para lo que se hecho un pedestal que la aleja del suelo y la humedad.

Es un trabajo de la Unidad de Rehabilitación de Patrimonio Cultural, que se realiza según se dispone de medios materiales y humanos. Además, el Ayuntamiento tiene suscrito un convenio con el Gobierno de Aragón para recibir asesoramiento durante cuatro años para rehabilitar las esculturas y obras de arte de la ciudad.

En Patrimonio municipal, hay más de 5.500 obras catalogadas de las que 250 está repartidas por la ciudad y son las que tienen que rehabilitar esta unidad, "sobre todo, por desgracia, se hacen limpiezas debido a los graffitis y el vandalismo, pero también por el paso del tiempo", ha precisado Sara Fernández.