28 de octubre de 2020
1 de octubre de 2020

Vox propone reconocer a los pacientes EPC como colectivo especialmente vulnerable

ZARAGOZA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de Vox de las Cortes de Aragón ha propuesto reconocer a los pacientes con diagnóstico de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) como colectivo especialmente vulnerable en la actual situación socio-sanitaria por la pandemia de la COVID-19. Han registrado una proposición no de ley.

En la iniciativa, han pedido que se adopten "medidas específicas" para estos pacientes para "evitar el aislamiento social que sufren y permitir que realicen actividades ordinarias".

También han recomendado habilitar unas franjas horarias u otras medidas que se consideren adecuadas, con el objeto de evitar riesgos de contagio.

Asimismo, la realización de campañas de información con el objetivo de aumentar la sensibilización y la visibilidad de la EPOC e impulsar en la atención primaria el acceso a pruebas diagnósticas que puedan llevar a la detección temprana de la enfermedad.

La EPOC es una enfermedad crónica que causa una grave limitación en la capacidad respiratoria. Se manifiesta en forma de tos, ahogo, fatiga y producción de mucosidad, una dificultad continua para respirar, que produce, además, opresión en el pecho y sensación de agotamiento permanente, y predispone a padecer exacerbaciones frecuentes y enfermedades graves.

Es una enfermedad crónica porque es de larga duración y progresión lenta, es decir, las personas con EPOC sufren durante años sus secuelas físicas y psicológicas y está asociada a una alta mortalidad --29.000 muertes al año en España--. Es incurable, pero el tratamiento puede aliviar los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de defunción.

El Ministerio de Sanidad, en la Estrategia Nacional de EPOC aprobada hace más de 10 años, proponía "aumentar la concienciación de la comunidad médica, de los agentes de salud pública y del público en general, de que la EPOC es un problema de salud pública relevante". El diagnóstico precoz es fundamental para revertir el avance de la enfermedad.

La EPOC es una enfermedad ignorada socialmente, a pesar de contar con 3 millones de afectados, en general se habla poco de ella, no se conoce ni se tiene conciencia de su gravedad, "por eso cuando a un paciente se la diagnostican, no la dimensiona adecuadamente ni es consciente de sus consecuencias".

Es la cuarta causa de muerte en España y la tercera en el mundo. No es la enfermedad crónica más frecuente, pero sí la más mortal y causa más muertes que enfermedades muy presentes y con abordajes específicos en continuo desarrollo como el cáncer de pulmón --21.000 muertes anuales--, el cáncer de mama (7.000), el VIH (1.091) o el cáncer de colon (16.000). Se ha pasado de 18.000 defunciones anuales en 2007 a 29.000 en 2018.

Al tratarse de una enfermedad invisible e ignorada socialmente, VOX estima que "se debe poner el acento en su importancia y gravedad para una mayor toma de conciencia, no sólo de pacientes, sino también de la sociedad".

"Los pacientes con EPOC sienten que su calidad de vida se ve significativamente afectada por la enfermedad y más aún en el contexto sanitario actual", han continuado. Como consecuencia de la pandemia producida por la COVID-19, los pacientes con diagnóstico de EPOC temen infectarse del microorganismo SARS.CoV-2, "conscientes de su propia insuficiencia respiratoria, y habida cuenta de que un 22% de las personas que han fallecido en España por coronavirus sufrían EPOC".

A medida que el paciente de EPOC ve mermadas sus capacidades físicas, reduce sus salidas y relaciones sociales. Este aislamiento en el espacio se traduce también en un aislamiento del entorno social, amigos y familia. Por otro lado, el uso de inhaladores, broncodilatadores y oxigenoterapia "no sólo transforman la vida cotidiana del paciente de EPOC, sino también su identidad, autopercepción y autoestima", han concluido.

Contador

Lo más leído en Aragón