25 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

Zaragoza.- La ermita de La Purísima de Calatayud será objeto de un plan global de mejora

CALATAYUD (ZARAGOZA), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ermita de La Purísima de Calatayud, situada en el barrio de la Puerta de Soria, será objeto de un plan global de mejora y rehabilitación para el que la Hermandad que se encarga de su mantenimiento contará con una subvención municipal de 7.500 euros.

Esta ermita, dedicada a la patrona del barrio, fue construida hace siglos sobre uno de los torreones de la antigua Puerta de Soria y sobre el arco de entrada, en lo que era parte del recinto amurallado construido originariamente por los musulmanes. En una segunda fase se prolongó la ermita hacia la calle de Soria y se abrió por ella la entrada principal, configuración que es la que ha llegado a la actualidad.

Esta ermita depende de la Hermandad de la Purísima, que se dedica a su mantenimiento y conservación con continuos trabajos de reparación. Han sido varios los que ha llevado a cabo a lo largo de los años. El más reciente fue la sustitución del tejado, con la instalación de sistemas de impermeabilización, una amplia obra que llevó a cabo hace aproximadamente seis años. También se han realizado obras de mantenimiento constantemente, como la reparación que tuvo que llevar a cabo después de que, el pasado verano, se desprendiera el falso techo de escayola situado en la sacristía.

Sin embargo, en estos momentos aparece ya la "necesidad urgente", indican desde el Ayuntamiento, de realizar obras de más envergadura, un repaso general a las estructuras de esta ermita. Los presupuestos de obra exceden las disponibilidades presupuestarias de la Hermandad, por lo que hace semanas presentó una solicitud de ayuda al Ayuntamiento, que acaba de ser atendida, con la concesión de una subvención de 7.500 euros.

Entre las obras que se van a llevar a cabo figura el refuerzo de los muros del edificio, el pintado general del mismo y diversas mejoras estructurales en varios puntos de esta ermita, que conserva en esencia el aspecto originario de este pequeño templo de elevado valor sentimental en el barrio de la Puerta de Soria y que conforma también una parte del patrimonio histórico-artístico de Calatayud.