26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 19 de enero de 2008

    Zaragoza.-La Fundación Papa Luna se presentará el lunes en Illueca y trabajará para difundir la imagen de Benedicto XIII

    ILLUECA (ZARAGOZA), 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Fundación Papa Luna se presentará el próximo lunes, 21 de enero, en Illueca (Zaragoza) para dar a conocer sus proyectos de futuro y el objeto que llevó a su formación, dar a conocer y difundir la imagen del Papa Benedicto XIII, más conocido como 'Papa Luna'.

    El acto, al que podrían asistir cerca de 300 personas, tendrá lugar en el Castillo-Palacio del Papa Luna, a las siete de la tarde, y en él el presidente de la Fundación, Isabelo Forcén, expondrá los objetivos que dirigirán la actividad de este organismo.

    Además, "se proyectará un audiovisual sobre el Papa Luna y a todos los presentes se les entregará un libro" sobre la vida de este vecino de Illueca, "porque todo el mundo sabe que fue un antipapa, pero esa definición habría que discutirla", advirtió Isabelo Forcén en declaraciones a Europa Press.

    La Fundación surgió por iniciativa de Forcén, quien se puso en contacto con entidades e instituciones "como Cajalón, Caja Inmaculada, el Arzobispado de Zaragoza, la Diócesis de Tarazona, la Comarca del Aranda y el Ayuntamiento de Illueca, para difundir y divulgar una figura que no se conoce" a pesar de su relevancia y de ser, según Forcén, "uno de los personajes más universales" en la historia.

    PAPA LUNA.

    Pedro Martínez de Luna, (Illueca --Zaragoza--, 1328-Peñíscola --Castellón--, 1424), fue el Papa Benedicto XIII, más conocido con el apelativo del 'Papa Luna', Papa en la obediencia de Aviñón, cardenal desde diciembre de 1375.

    Nacido en Illueca --Reino de Aragón--, era miembro de la familia Luna, una de las ocho principales familias aragonesas, emparentada con arzobispos y reyes. Se dedicó a la Iglesia, siguiendo la tradición familiar, y estudió leyes en la Universidad de Montpellier, en la que más tarde fue profesor de Derecho Canónico.

    Fue nombrado cardenal por el Papa Gregorio XI, y elegido pontífice a la muerte de Clemente VII (en 1394), por 20 votos de los 21 y adoptó el nombre de Benedicto XIII. Francia se opuso a su nombramiento porque era súbdito de la Corona de Aragón.

    Por ello, se le presionó para que renunciara, a lo que se negó alegando un daño irreparable a la Iglesia. Aunque en un momento dado hubo tres papas simultáneamente (Juan XXIII, Gregorio XII y él), Benedicto siempre adujo que su papado era el válido dado que él era el único que había sido elegido cardenal antes de que se produjese el Cisma y, por tanto, el único realmente legítimo.

    Finalmente, fue depuesto en el concilio de Constanza --convocado el 30 de octubre de 1413 por Juan XXIII,--, junto con a los papas de Aviñón y Roma, dejando a Martín V como pontífice único en Roma.

    Martín V envió a España a un legado con la misión de envenenar a don Pedro Luna, pero no tuvo éxito. Don Pedro Martínez de Luna murió en 1423, a los 96 años, en Peñíscola, donde había situado la sede papal, en el antiguo castillo de la Orden del Temple.