21 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

Zaragoza.- Más de 2.800 escolares aprenderán a prevenir riesgos laborales y actuar en situaciones de emergencia

ZARAGOZA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de 2.800 escolares aprenderán durante este curso a prevenir los riesgos que existen en el colegio, en el hogar o en sus futuros trabajos, gracias a la campaña de educación y sensibilización llevada a cabo por la Asociación para la Cultura Preventiva, el Medio Ambiente y saber actuar en Primeros Auxilios (ACUPAMA).

Este programa, denominado 'Talleres CAI de buenas prácticas en prevención de Riesgos y primeros auxilios', se puso en marcha el curso pasado, con un gran éxito de participación, según informó Caja Inmaculada en un comunicado, entidad que lo patrocina en colaboración con el Gobierno de Aragón.

Esta actividad se desarrolla de octubre 2008 a mayo 2009 a través de 112 talleres con alumnos de quinto y sexto de Educación Primaria en colegios de Zaragoza, quienes aprenden cómo actuar en situaciones de riesgo en el hogar, en la ciudad o en carretera, así como nociones básicas de primeros auxilios.

La principal novedad respecto a la anterior campaña es que se ha ampliado la duración de los talleres a tres horas, cuando el curso pasado eran de dos horas, con el fin de profundizar en las materias impartidas y favorecer la participación de los alumnos.

Desde la CAI precisaron que el objetivo de estos talleres es "evitar accidentes y crear una cultura preventiva desde el colegio", puesto que "los niños y jóvenes de hoy serán los trabajadores del mañana".

Con esta finalidad, los talleres usan una metodología novedosa y se inicia a los participantes en las pautas recogidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Así, durante tres horas y en grupos de 25 alumnos se realiza un taller de primeros auxilios, y otros talleres de prevención de riesgos, prevención de accidentes domésticos, y de seguridad vial.

DESARROLLO DE LOS TALLERES

El desarrollo de los talleres comprende tres etapas interrelacionadas entre sí: la concienciación y sensibilización en prevención de riesgos apoyada con recortes de prensa; los conocimientos básicos en actuación en primeros auxilios, y una última etapa interactiva a través de un test realizado en ordenadores que hace referencia a los contenidos y al nivel de participación alcanzado.

Entre otras cosas, los alumnos aprenden a apagar una sartén que se ha prendido fuego; participan en simulacros de accidentes de tráfico y atropellos; y en simulacros de actuaciones de urgencia vital, como pérdidas de conocimiento y atragantamiento.

Asimismo, se les dan a conocer los riesgos de algunas herramientas manuales y se practica en un puesto de trabajo con ordenador adaptado ergonómicamente --silla, mesa, pantalla, teclado, ratón--, corrigiendo hábitos posturales.

Los monitores que imparten los talleres son técnicos de prevención de riesgos de nivel superior y médicos o enfermeros del Trabajo con experiencia en formación para niños y jóvenes en estas materias. Todos ellos son miembros de ACUPAMA, asociación sin ánimo de lucro de reciente constitución, y están vinculados directamente con el mundo empresarial y con la Prevención de Riesgos y la Salud Laboral.

Durante el curso 2007-2008, participaron en este programa 3.600 escolares. La encuesta de evaluación reveló que el 98 por ciento de los colegios participantes consideró que los talleres deberían repetirse periódicamente y que el contenido era práctico y adecuado a la edad y conocimientos de los alumnos, mientras que el 73 por ciento los calificaron de muy útiles.