25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Zaragoza.- Pleno.- La DPZ aprueba sus presupuestos para 2009, que incrementan la inversión para responder a la crisis

El PP cree que el presupuesto "está inflado y es ficticio" y pide al pleno que se pregunte "cuál es el papel real de la Diputación"

ZARAGOZA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Zaragoza (DPZ) aprobó hoy sus presupuestos de 2009, de 188.307.000 euros, unas cifras austeras que incrementan la inversión en los municipios y disminuyen el gasto corriente, para dar respuesta a la situación de crisis económica general.

Los presupuestos, explicados al pleno por el diputado delegado de Economía, Hacienda y Patrimonio, José María Becerril, han sido aprobados en sesión extraordinaria con los votos a favor del equipo de Gobierno (PSOE, PAR y CHA) y la abstención del PP.

La Institución ha incrementado en un 1,43% sus presupuestos para 2009 respecto a 2008, aunque sin tener en cuenta las cifras destinadas este año a la Expo, el incremento es del 5,73%. La financiación por tributos del Estado supone el 67,3% del total, con 126.769.000 euros, siete millones de euros más que en el presente ejercicio.

Los capítulos VI y VII, dedicados a las inversiones reales, contemplan 85,4 millones de euros, dos millones más de los destinados este año a inversiones; y, concretamente en el capítulo VII, relativo a las transferencias a los ayuntamientos para inversiones, se dedican 48 millones de euros, con un incremento de esta partida del 10%.

En el capítulo de personal, a pesar de la congelación de los sueldos de los diputados y altos cargos, se incrementa el gasto, "un aumento justificado porque es necesario dotar de personal las nuevas iniciativas", detalló Becerril, así como ofrecer más medios a servicios como el cuerpo de bomberos.

Se siguen potenciando las inversiones en equipamientos, infraestructuras y vías de comunicación, la restauración del patrimonio y la cultura, con trasferencias a organismos como la Institución Fernando el Católico o el Patronato de Turismo, por valor de 2,7 millones de euros.

Además, se impulsan varias iniciativas, como la Agencia de Planeamiento y Desarrollo, con 1.200.000 euros; el proyecto Zaragoza Administración Electrónica Provincial, con 1.665.000 euros; y el área de Medio Ambiente, que recoge el desarrollo de las agendas 21 y de la Red de Ciudades y Pueblos por la sostenibilidad, con 1.300.000 euros, destinados tanto a inversiones como a gasto corriente.

También se aporta una partida para el proyecto Zaragoza Cuarto Espacio, que el próximo año presentará un plan estratégico para la provincia con el que se pretende reclamar las infraestructuras necesarias en este territorio a las distintas administraciones para que la provincia se equipare en condiciones con los territorios cercanos. Asimismo, se favorece la promoción turística con la inclusión de la DPZ en la sociedad Zaragoza Global, de la que ya forman parte Ayuntamiento de la capital, Cámara de Comercio y Gobierno de Aragón.

INFLADO Y FICTICIO

El portavoz del PP, Luis María Beamonte, valoró que el presupuesto presentado "está inflado y es ficticio" y ante las necesidades reales de los municipios, la falta de ingresos, consideró que "la realidad de los ayuntamientos va por un sitio y la Diputación por otro".

Beamonte calificó de "ocurrencias" los nuevos proyectos de la institución, la Agencia de Planeamiento y Desarrollo y Zaragoza Administración Electrónica, y aunque "espero que salgan bien", recordó que otras iniciativas "han fracasado", como el Instituto de Fomento o la iniciativa Zaragoza Intranet Provincial. Además, reprochó al equipo de Gobierno no haber detallado al PP el proceso de incorporación a la sociedad Zaragoza Global, "un poco de delicadeza con la oposición no hubiera estado mal", advirtió.

Sobre las cifras presentadas, Beamonte instó a la Diputación a "financiar lo más posible" a los ayuntamientos en los planes que se elaboren y preguntó al pleno por qué no crear un fondo incondicional para las localidades, iniciativa "razonable, porque los ayuntamientos tienen falta de ingresos corrientes", insistió.

El popular criticó el incremento del 9% en el gasto de personal y afirmó que las inversiones reales "han bajado en dos millones de euros, de 48 millones en 2008 a 46 millones para este 2009", disminución que también se da "en las transferencias de capital, de 32 millones de euros a 25 millones para 2009".

Aunque recordó que el PP siempre se ha mostrado dispuesto al acuerdo, hay cuestiones en que es "imposible, como la manera de entender el funcionamiento de la Diputación". Para Beamonte, la institución debe "convivir con la realidad municipal, con las provincias, las comarcas y la Comunidad, buscar la cooperación y huir de actuaciones individualistas".

Tras plantear al pleno cuál es el papel de esta institución, aseveró que una Diputación "tiene sentido como apoyo a los municipios, si no, que desaparezca. No somos los salvadores de las crisis mundiales, así que centrémonos en lo nuestro, que los ayuntamientos salgan adelante".

Sobre el Fondo Estatal de Inversión Local, valoró que "castiga a las diputaciones, es precipitado y no equilibra el territorio". En su opinión, es un reparto de fondos nada solidario, al haber tenido en cuenta únicamente el número de habitantes de las localidades como criterio para distribuir los recursos.

Por otra parte, Beamonte criticó el papel de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a la hora de reivindicar fondos para los municipios. "Si ayudase a reivindicar y no claudicase ante el Gobierno central iríamos mejor", aseguró.

ALARDE DE IMAGINACIÓN

El presidente de la DPZ, Javier Lambán, ante las reproches del PP, estimó que este grupo "está haciendo alardes de imaginación inusitados para criticarnos, pero están tan contentos como unas castañuelas por lo que recibirán sus ayuntamientos", del Gobierno central, con el Fondo Estatal de Inversión Local, y de la institución provincial, con los prespuestos. Además, "el único margen de maniobra que tenemos para paliar la crisis es la inversión" y la creación de empleo.

Tras opinar que el portavoz del PP "y yo no hemos leído el mismo prespuesto", Lambán advirtió al pleno que si en los próximos meses la situación económica empeora, "nos replantearemos la política de esta casa y estudiaremos aumentar nuestro endeudamiento para afrontar la situación".

El presidente de la DPZ defendió el documento presentado y la gestión de la Diputación al aclarar que la dismunición en un 11% para 2009 del gasto corriente no quiere decir "que antes se despilfarrase", sino que era una época mejor.

Sobre los gastos de personal, explicó que se dedican a crear 15 plazas, 7 de ellas para el cuerpo de bomberos, que se crean tras haber sido aprobadas "por unanimidad" de los grupos en plenos anteriores.

Respecto a las críticas a la FEMP, aseguró que si en 2010 se ha llegado ya a un acuerdo sobre la financiación municipal y se ha elaborado un Estatuto de Autonomía Local, "será porque la FEMP no es claudicante" con el Gobierno.

Por último, Javier Lambán contestó al portavoz popular, Luis María Beamonte, que "el papel de una Diputación Provincial lo tenemos claro, reforzar la autonomía local" y ser, junto a los ayuntamientos, "una unidad política única".

SIN CRISIS SERÍA DISTINTO

Para el vicepresidente cuarto de la DPZ, José Antonio Acero (CHA), este presupuesto "sería distinto sin la crisis económica", pero dadas las circunstancias, la Diputación "ha querido aportar su grano de arena" y ayudar a los municipios a incrementar sus inversiones y generar empleo.

El vicepresidente tercero, José Antonio Sanmiguel (PAR), coincidió en esta idea al afirmar que estos son "los únicos presupuestos posibles en la coyuntura en la que nos encontramos" y también apostó por mantener las inversiones. Además, pidió a la corporación que "sea ágil", para que los ayuntamientos puedan dar respuesta a sus necesidades en el menor tiempo posible.