29 de marzo de 2020
27 de abril de 2008

Zaragoza.- Vecinos de Villamayor prefieren seguir siendo municipio para tener "voz y voto" sobre cómo y cuánto crecer

ZARAGOZA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Villamayor de Gállego manifestaron hoy que prefieren ser "parte significante y activa de una importante área metropolitana, con voz y voto y en la que, sobre todo, decidiremos como el resto de municipios cómo y cuánto queremos crecer", que una "parte insignificante y sin peso específico" de la tercera ciudad de España.

Así se indicaba en el manifiesto leído esta mañana en la Plaza del Planillo de la localidad tras la concentración de vecinos, asociaciones y partidos políticos de Villamayor de Gallego (Zaragoza) contrarios a la agregación a la capital aragonesa, celebrada entre las 12.30 y las 13.15 horas y que congregó a entre 400 ó 500 personas, según los convocantes.

Estos colectivos respondieron de esta forma al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, quien defendió esta semana la agregación por ser buena para Villamayor y Zaragoza porque "el patrimonio de la capital aragonesa es que tiene suelo", "lo que nos permite diseñar una ciudad que crezca y que pueda ser la tercera ciudad de España", dijo el alcalde.

Bajo el lema 'Villamayor no se vende', asociaciones de vecinos, deportivas y culturales y los partidos políticos de PP, CHA y PAR en Villamayor lamentaron que haya "quienes prefieren regalar este pueblo a Zaragoza, antes que trabajar por él".

Asimismo, criticaron a los concejales de PSOE, PAR e IU en el Ayuntamiento de Zaragoza que el viernes votaron en pleno a favor de iniciar el proceso de agregación por querer "quedarse de nuevo con nuestros montes, con nuestro patrimonio, con nuestro pueblo", cuyo término municipal posee 10.000 hectáreas, para "planificar miles de viviendas en nuestros mejores suelos agrícolas".

"Quieren abrir la puerta para que nos vuelvan a traer basuras y residuos tóxicos venenosos, como ya nos los trajeron desde la vieja Tudor" y "para que nos gestionen con lejanía y desprecio, a que sus necesidades sean siempre prioritarias a las nuestras", señalaba el comunicado.

Sin embargo, "los vecinos de Villamayor sabemos que el valor de nuestro patrimonio no es solamente el de nuestro suelo", sino también "la forma de vida y nuestra identidad como pueblo", agregaba.

HACER LO NECESARIO.

Los concentrados anunciaron que harán "todo lo que tengamos que hacer, con argumentos, con razones y con el amparo de la ley, si es preciso recurriremos de nuevo a ella", para defender a su municipio porque "tenemos la razón, tenemos las ganas y tenemos el apoyo suficiente como para impedir que esto de marcha atrás".

Al respecto, el concejal de CHA en el Ayuntamiento de Villamayor de Gállego, José Luis Montero, manifestó en declaraciones a Europa Press que los vecinos "estamos concienciados y no vamos a reblar; llegaremos hasta el final".

Concretamente, Montero comentó que harán un seguimiento de las actuaciones que realice el equipo de gobierno del municipio y el de la ciudad de Zaragoza y "denunciaremos lo que consideremos que no se ajusta a Derecho"" ya que "la agregación no es tan fácil".

En este sentido, subrayó que no se cumplen los criterios de continuidad y hay listas electorales, mientras que la deuda que sufre el municipio no es tal, a su entender, puesto que el informe que la señalaba no computó algunos ingresos, como los 1,450 millones de euros "que están en Hacienda" y que el alcalde de Villamayor, el socialista Clemente Martínez, "no reclama".

"Con eso, desaparecería la deuda", argumentó el concejal de CHA, que dijo que la prestación de servicios no ha empeorado puesto que se ha pasado de las seis a las dieciséis personas que disfrutan de teleasistencia, la asistencia social ha pasado de recibirse de uno a "dos o tres días a la semana" y se han incrementado las becas de comedor escolar de tres a diez, explicó.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó el viernes 25 de abril con los votos a favor del PSOE, PAR e IU y el voto en contra de CHA y PP el inicio de los trámites para que el actual municipio de Villamayor de Gállego se reincorpore al de la capital aragonesa, tras su segregación en enero de 2006.

Anteriormente, el pasado 4 de abril, el Ayuntamiento de Villamayor aprobó en pleno una resolución por la que se solicitaba iniciar el proceso de agregación a Zaragoza. En ella, se argumentaba que la situación económica y social se ha deteriorado desde la segregación por la falta de algunos servicios y las subidas en los tributos que deberán realizarse.

El Ayuntamiento de Villamayor afirmaba en esa resolución que entre los servicios que han perdido se encuentran los de guardería de Montes, policía local y asistencial social.

Además, recordaba que una vez formado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Villamayor se realizó una auditoría que aseguraba que el exceso de gasto corriente se cuantificaba en unos 700.000 euros anuales, y la deuda en aquel momento era de 900.000 euros.