22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 11 de diciembre de 2019

    ZeC pide cumplir la Ley de memoria histórica y que la calle Allué Salvador se dedique a Lola de Ávila

    ZeC pide cumplir la Ley de memoria histórica y que la calle Allué Salvador se dedique a Lola de Ávila
    El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    ZARAGOZA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza ha exigido que se cumpla la Ley de memoria histórica para eliminar nombres franquistas del callejero de la ciudad, de modo que la calle Allué Salvador se dedicaría a la profesora de ballet, Lola de Ávila, hija de María de Ávila, entre otras propuestas.

    Asimismo, la calle de Gonzalo Calamita se renombraría Martina Bescós García, quien fue la primera cardióloga española; y la de Arzobispo Domenech pasaría a llevar el nombre del primer Justicia de Aragón en la democracia, Emilio Gastón.

    No obstante, se abría un plazo de información pública, de veinte días, en las juntas de distrito correspondientes, informando de que las dos denominaciones convivirían durante dos años con el fin de minimizar al máximo los posibles perjuicios a los vecinos y comerciantes.

    El portavoz del grupo municipal de ZeC, Pedro Santisteve, ha explicado que ha registrado una moción para exigir que se saquen del callejero los nombres de aquellas personas que "alentaron el odio y la violencia desde las esferas de poder del régimen franquista".

    Santisteve ha recordado que el pasado mes de marzo, ZeC cuando estaba en el Gobierno de la ciudad, alcanzó el acuerdo llevar a cabo los cambios en el callejero.

    Con la entrada del nuevo gobierno de coalición PP-Ciudadanos y con el apoyo de Vox, el Ayuntamiento "ha paralizado" la aplicación de la ley al no continuar con el acuerdo y mantener las calles dedicadas a demostradas personalidades del régimen franquista, ha lamentado Santisteve.

    VULNERACIÓN

    Asimismo, el presidente de la Fundación 14 de Abril, Álvaro Sanz, ha informado de que ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Zaragoza, gobernado por PP-C's y con el apoyo de Vox, de "mantener" en el callejero zaragozano nombres de calles dedicados a personajes relevantes del régimen franquista.

    Sanz ha explicado que han demandado al Ayuntamiento de Zaragoza una vez que el equipo de Gobierno les ha comunicado su decisión de "paralizar la eliminación del nomenclátor de calles dedicadas a personajes y cargos públicos franquistas y afines a la sublevación fascista contra el gobierno de la II República".

    Álvaro Sanz ha contado que, "sorprendentemente", el mes pasado, el equipo de gobierno que dirige el alcalde Jorge Azcón, y la vicealcaldesa, Sara Fernández, les comunican que "desisten" del cambio y que, por ello, se mantienen en el callejero zaragozano los nombres
    actuales con el argumento de que "faltan informes históricos".

    Al respecto, el también coordinador de IU Aragón, ha señalado que "está documentado" que Manuel Allué Salvador, fue "falangista" y presidente de la Diputación de Zaragoza tras la sublevación militar de julio de 1936; Gonzalo Calamita, fue el rector que "dirigió la depuración franquista" de la Universidad desde octubre de 1936 hasta que se jubiló en septiembre de 1941; y el arzobispo Rigoberto Domenech fue el "impulsor de la adhesión de obispos y jerarcas de la Iglesia al bando franquista".

    Ha apostillado que Rigoberto Domenech llegó declarar como cruzada la sublevación fascista llegando a argumentar que 'la violencia no se hace en beneficio de la anarquía, sino lícitamente en beneficio del orden, la patria y la religión'".

    Para Álvaro Sanz, la decisión de no actualizar el callejero "vulnera" la Ley de memoria histórica de 2007, que insta a la retirada de calles y espacios públicos de referencias y menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación
    militar, de la Guerra Civil y de la represión franquista. También ha hecho extensiva esta vulneración a la Ley de memoria democrática de Aragón.

    Para leer más