3 de abril de 2020
22 de julio de 2008

Innova.- Pilar Varela destaca el proyecto innovador de Ray Agua para Avilés como fórmula para ahorrar agua

La compañía de capital español, ruso y estadounidense, produce agua potable a partir de la humedad ambiental.

AVILÉS, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, destacó hoy el proyecto que la empresa de I+D+i 'Ray Agua' desarrollará en la ciudad asturiana como fórmula para ahorrar agua y cubrir las necesidades domésticas e industriales. Varela hizo esta valoración durante el acto de presentación de la primera planta de esta línea de trabajo de la compañía, que se ubicará en Avilés.

La regidora avilesina dijo estar "impresionada" con esta nueva empresa, y la forma que tiene "de ahorrar energía y conservar el medio ambiente, al mismo tiempo, que generan un bien tan preciado como el agua".

Varela cree que en la actualidad se está viviendo "un problema muy grande como la escasez de agua, y a pesar de que parece que por todas partes está el líquido elemento, este nuevo invento puede hacer que se ahorre agua, ya que cubre tanto las necesidades domesticas como industriales", apuntó, al tiempo que dijo sentirse "feliz" de que se haya instalado en Avilés.

Junto a Varela acudieron al acto inaugural el presidente de la Cámara de Comercio de avilés, Francisco Menéndez; el teniente alcalde, Fernando Díaz Rañón; y el concejal de Cultura, Román Antonio Alvarez; entre otras personalidades del tejido social e industrial de la ciudad.

El director general de Ray Agua, Alexander Ermakov, señaló durante su intervención que la compañía produce agua potable "utilizando la humedad ambiental, teniendo un coste mínimo, y con energías renovables, el coste es de cero euros", dijo rotundo calificando este proyecto como "nuevo, único e innovador".

Esta empresa construirá en Avilés los aparatos comercialmente conocidos como Aquair, que "generan un caudal de gran pureza en un tiempo récord y con un mínimo gasto energético", según Alexander.

Hay dos tipos de aparatos, por un lado el Aquair 5.000, que produce hasta 5.200 litros al día y los clientes potenciales son "gobiernos de Oriente Próximo, del norte de África o de comunidades autónomas como Cataluña, Murcia o Aragón, ya nos han hecho pedidos", explicó Ermakov.

El Aquair 200 es el otro modelo, que tiene una ubicación fija, fabrica 200 litros diarios, y está destinado a "fines domésticos, deportivos y producción agrícola y ganadera", comentó el ideador. En su discurso, Ermakov señaló que "el Ministerio ha certificado que el agua potable es de calidad y bebible, y al mismo tiempo es una apuesta por la conservación del medio ambiente".

Esta empresa tiene un capital español, ruso y estadounidense, y su presencia en Asturias tiene varias razones. "Es nuestra casa, ya que esta región es idónea para el proyecto por su situación geográfica, por el tejido industrial, por el alto nivel tecnológico y por la formación de sus profesionales", explicó el director general de la empresa.

Ray Agua llega a Avilés con la intención de ampliar sus instalaciones. "Esta nave será el punto comercial pero en las próximas fechas alquilaremos otra en el PEPA, donde se fabricarán las máquinas, lo que supondrá una inversión extra de 13,3 millones de euros, unidos a los tres millones con los que comenzamos aquí", explicó Ermankov. "Además cuando todo esté en pleno funcionamiento generaremos un plantilla de 60 trabajadores", añadió.

Según el experto, el agua que fabrican estas máquinas, "tiene un coste de 0,20 euros el litro, que es más barata que el agua mineral, mientras que si se conectan las máquinas a energías renovables, como la solar, el coste sería de 0 euros".

El equipo móvil y remolcable destinado a uso industrial, ya se está comercializando, aunque para el doméstico, según Alexander Ermankov, la oferta comenzará en los meses de octubre y noviembre. "Ahora no puedo decir lo que costará a una familia tenerlo en casa, pero estamos tratando de ahorrar costes, para que el precio no sea muy elevado", concluyó.