17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Innova.- El Soft Computing investiga un sistema que permite seguir una terapia anti-estrés personalizada

    OVIEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Centro Europeo del Soft Computing investiga un sistema que permite seguir una terapia anti-estrés personalizada dentro del proyecto 'Asistentes Cognitivos Personalizados' (ACP).

    Según explicó a Europa Press Gracián Triviño, el investigador principal de la unidad de 'Computación Cognitiva: Computación con Percepciones' encargada del proyecto, "el objetivo es que este tipo de sistemas sean capaces de detectar el grado de estrés o el estado de cansancio del usuario".

    Así, los mecanismos deben ser capaces de considerar que su usuario es "un ser mental e intencional con una conducta que con frecuencia es más emocional que racional", indicó.

    En la actualidad el equipo está centrado en el desarrollo de nuevas técnicas basadas en Lógica Difusa que son conocidas en su campo de investigación como 'Computación con Percepciones'. "Aunque hemos obtenido algunos primeros resultados en forma de dos patentes y algunos prototipos sencillos, nos queda mucho camino por recorrer", añade.

    Triviño señaló que 'Asistente Cognitivo Personalizado' es el nombre genérico de una nueva familia de sistemas computacionales. El manejo de este tipo de ordenadores "no necesitará ningún conocimiento especial por parte de su usuario, sino que es el ordenador el que debe aprender lo necesario para ser de utilidad".

    "En realidad, en la vida cotidiana del mundo desarrollado, ya estamos rodeados de ordenadores que se ocupan de nuestro bienestar sin que ni siquiera nos demos cuenta. En el caso de los ACP se trata de sistemas computacionales orientados a servir a una persona concreta que deben adaptarse a sus hábitos para realizar una función con eficacia", comenta.

    El equipo de investigación está compuesto por cuatro técnicos que trabajan en el proyecto desde enero de 2007. El objetivo a corto plazo es "publicar en revistas científicas de prestigio el fundamento teórico de este trabajo", incidió Triviño.

    A medio plazo están estableciendo contacto con empresas con las que colaboran "para el desarrollo de productos que algún día estarán disponibles en el mercado", dijo sin aventurarse a marcar fechas todavía.

    "La idea del Asistente Cognitivo Personalizado es muy ambiciosa. Se trata de un trabajo inter-disciplinar que se irá desarrollando con los años y con la colaboración de centros de investigación distribuidos por el mundo", comenta Triviño.

    El desarrollo completo de este tipo de productos requiere esfuerzos en campos emergentes de investigación tales como la Computación Afectiva o la Computación Centrada en el Ser Humano. "Tenemos relación directa con investigadores americanos, ingleses, franceses, polacos y japoneses además de trabajar con varias universidades españolas en distintos aspectos del proyecto", añadió.

    ASISTENCIA.

    Además, este equipo del Centro de Soft Computing ha realizado algunos experimentos prácticos dentro de otra línea de investigación del proyecto centrada en la asistencia a la conducción. "El sistema que hemos diseñado es capaz de almacenar y procesar los movimientos que se producen en el interior del vehículo", destaca Gracián Triviño.

    "La información captada es suficiente para distinguir entre diferentes estilos de conducción y será capaz de anticipar situaciones de peligro cuando la forma de conducción no corresponda con la esperada", apuntó seguro el investigador.