18 de junio de 2019
9 de mayo de 2019

De las 5.130 familias atendidas en 2018 por Cáritas, 787 tenían algún miembro trabajando

De las 5.130 familias atendidas en 2018 por Cáritas, 787 tenían algún miembro trabajando
EUROPA PRESS - ARCHIVO

OVIEDO, 9 May. (EUROPA PRESS) -

A lo largo de 2018 Cáritas acogió y acompañó a un total de 5.130 familias en el Principado, una cifra que sigue disminuyendo con respecto a años anteriores, tendencia que se inicia en 2015. No obstante la organización sigue advirtiendo, algo que viene haciendo desde 2014, de que el trabajo ya no es la puerta de salida de la exclusión.

Y es que cuando se comenzaron a ver signos de mejora en la economía española, Cáritas señaló la precarización del empleo y la cronificación de la pobreza y muestra de ello es que de las familias acogidas en 2018, un total de 787 tuvieron algún miembro trabajando durante 2018, mientras que 1.299 familias cobran salario social.

En el caso de otras 808 familias, estas no cobran ninguna prestación y 2.258 familias cuentan con otros ingresos, principalmente pensiones bajas y subsidios, distintos al salario social.

Estos son algunos de los numerosos datos de la memoria de Cáritas Asturias, que regoge además el número de familias que solicitan apoyo a Cáritas por primera vez, fue de 1.967 unas 200 familias más que el año anterior. De estas familias, 887 son familias inmigrantes.

Para Cáritas la combinación de menos familias atendidas en total cada año y más familias que llegan por primera vez, revela que la exclusión social y la pobreza monetaria no están erradicadas de nuestra región, si no que se ha hecho parte de nuestra sociedad.

La mayoría de las familias atendidas se concentran en los núcleos urbanos. Gijón, que representa el 32% de toda la atención con 1.644 familias y 4.059 personas, Oviedo, con 1.026 familias y 2.485 personas, seguido por Avilés con 782 familias y 1.945 personas.

QUÉ SOLICITAN

Respecto a lo que suelen solicitar las familias a la organización, la memoria elaborada destaca que el 73% de las familias recibieron ayudas orientadas a las necesidades de alimentación, además de orientar y promover actividades que favorezcan prácticas de consumo que les permita reducir costes.

Es de destacar la inversión de 105.395 euros para ayudarles a mantener su vivienda habitual con pagos de alquiler, comunidad e hipotecas (314 familias). De esa cantidad 64.033 euros se destinaron a pagos de suministros (529 familias). Estas ayudas suponen ya, el 10% del total de lo que se destina a las familias desde Cáritas.

Para leer más