El acusado de vender droga desde la ventana de su casa valiéndose de una caña de pescar acepta 3 años de cárcel

La pena quedará en suspenso si acredita estar sometiéndose a un tratamiento de deshabituación

El acusado de vender droga desde la ventana de su casa valiéndose de una caña de pescar acepta 3 años de cárcel
7 de noviembre de 2018 EUROPA PRESS

GIJÓN, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vecino de Gijón acusado de vender cocaína y hachís desde la ventana de su casa valiéndose de una caña de pescar, ha aceptado este miércoles tres años de cárcel por un delito contra la salud pública, que podrían quedar en suspenso si se demuestra que está sometiéndose a un tratamiento de deshabituación por su adicción a las drogas.

Precisamente ha sido la atenuante de drogadicción y el tratamiento al que ha tenido en cuenta la Fiscalía para rebajar la pena solicitada, que inicialmente era de cinco años. Si se mantiene, en el acuerdo alcanzado con la Fiscalía, el pago de una multa de 10.000 euros.

El juicio estaba previsto para este martes en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, pero no ha llegado a celebrarse al llegar al citado acuerdo. La defensa deberá pedir la suspensión de la pena en ejecución de sentencia.

De acuerdo al relato fiscal, en el mes de septiembre de 2017, el acusado se dedicaba a la venta de cocaína en su domicilio de Gijón, para lo cual se valía de una caña de pescar de la que pendía una pelota de tenis, en la que los compradores introducían dinero para que él después arrojara desde la ventana la sustancia convenida.

Así, agentes de la Policía Nacional comprobaron que el día 7 de septiembre, sobre las 23.30 horas, el acusado realizó esta operación, en la que personas desconocidas recogieron el envoltorio de plástico que les arrojó; igualmente el día 11, sobre las 00.20 horas, recogió la pelota de tenis con el dinero que había introducido uno de los compradores de drogas y arrojó desde su ventana un envoltorio de plástico que contenía cocaína con un peso bruto de 0,80 gramos.

Asimismo, el día 7 de noviembre se llevó a cabo una diligencia de entrada y registro en el domicilio del acusado, en el que fueron hallados dos básculas de precisión, recortes de bolsas de plástico de los usados para hacer papelinas, tres papelinas con cocaína, dos cañas de pescar y nueve tabletas de hachís, así como 125 euros producto de las ventas realizadas. La cocaína intervenida, con una riqueza del 73,3 % y 89,2%, tuvo un peso total de 1,10 gramos y un valor de 111,56 euros vendida en gramos, mientras que el hachís tuvo un peso de 977,16 gramos y un valor de 5.726,16 euros.

Contador

Últimas noticias