25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    Areces señala que hasta los más críticos ya han reconocido que no se puede comparar a España con Grecia

    OVIEDO/BRUSELAS, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Principado de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces, subrayó hoy que hasta un medio de comunicación como el Financial Times que se venían mostrando más críticos hacia la situación económica de España, ya ha reconocido que no se puede comparar en modo alguno la situación de España con la de Grecia. "Yo creo que estamos en condiciones de dar imagen de seriedad y respuesta a lo que Europa exige que es meterse en ese pacto de estabilidad y volver al 3% del PIB en el año 2013", señaló Areces.

    El presidente asturiano hizo estas manifestaciones hoy en Bruselas, tras participar en el 83º Pleno del Comité de las Regiones. Explicó que esas voces críticas que han cambiado en escasos días su posición indican que determinados elementos coyunturales de la vida política española y de la economía deben de tomarse "en términos relativos".

    Recordó Areces que la crisis ha puesto de manifiesto que los predictores económicos no son infalibles, cometen errores y además varían sus predicciones continuamente. "Aunque es verdad que tenemos una situación económica difícil, aunque ha aumentado el déficit público, o la desprotección social de los sectores más débiles de nuestra sociedad, es evidente que España tiene una gran solvencia como país", insistió.

    Así, explicó que la deuda española no tiene nada que ver no sólo con la de Grecia sino también con la de otros países. Añadió que las agencias de clasificación y 'rating' pues mantienen la solvencia, todas ellas, e incluso las que inicialmente eran críticas siguen clasificando a España con la triple A.

    "España mantiene el 'rating' d solvencia y las comunidades autónomas vamos a contribuir para que esa seriedad y ese rigor también se aplique", apuntó el presidente del Principado, que añadió que Asturias tiene una solvencia muy alta.