25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 23 de octubre de 2019

    Comienzan las XXI Jornadas Municipio y Adicciones en el Palacio de Exposiciones y Congresos

    Las tres sustancias más consumidas por la población siguen siendo el alcohol, tabaco y cannabis, según las encuestas 'Estudes'

    Comienzan las XXI Jornadas Municipio y Adicciones en el Palacio de Exposiciones y Congresos
    Presentación de las jornadas este miércoles. - EUROPA PRESS

    OVIEDO, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo acoge desde este miércoles las XI Jornadas Municipio y Adicciones, organizadas por el Plan Municipal sobre Drogas, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Oviedo y la Fundación Cespa-Proyecto Hombre. Bajo el lema 'Caras y ángulos' se tratará de visibilizar la extensión y complejidad del fenómeno de las adicciones a través del análisis de las caras y ángulos que lo componen.

    El Observatorio Español sobre Drogas, ofrece datos sobre el consumo de sustancias psicoactivas mediante la encuesta 'Estudes' --para población escolar-- y la 'Edades' --para población adulta. Dichas encuestas lo que vienen diciendo en los últimos 20 años es que la sustancia más consumida sigue siendo el alcohol, seguida del tabaco y seguida, un poco más lejos, por el cannabis.

    La directora del Área de Prevención de la Fundación Cespa-Proyecto Hombre y responsable del Plan Municipal sobre Drogas del Ayuntamiento de Oviedo, Aránzazu Fernández Rodríguez, ha explicado al inicio de las jornadas que la edad de inicio de consumo de drogas legales en España está situado en torno a los 14 años, la edad de inicio en tabaco y alcohol es la más temprana. El inicio de consumo de sustancias ilegales, tipo cannabis, sube a una franja de edad de en torno a los 15 o 16 años. "En los últimos años ha habido una reducción tanto en las prevalencias como un aumento en la edad de inicio", ha apuntado.

    En cuanto al uso indebido de Internet o de pantallas, las encuestas 'Estudes' dicen que hay un aumento, los datos del Ministerio de Hacienda nos hablan de un aumento del juego online en población adulta pero otros datos de Delegación de Gobierno indican que en las inspeccione que se hacen en las casas de apuestas el número de menores que se encuentran en juego presencial es mínimo.

    Es desde la última Estrategia Nacional sobre Adicciones, que comprende desde 2019 hasta 2024, cuando se incorporan dentro del Plan Nacional sobre Drogas, como ámbito de competencia, las adicciones y sustancias, incluida la ludopatía. Por tanto, los datos que se tienen no son "muy extensos" en lo que tiene que ver con series temporales pero sí hay una aproximación de cuáles serían las prevalencias de personas con ludopatía. "Estamos hablando de unas prevalencias muy lejanas a las prevalencias por consumo de alcohol por ejemplo", ha destacado Fernández.

    "Por la visibilidad que se está dando a la ludopatía y los recursos que hay para hacer frente a ese tipo de situaciones hace que la gente conozca que Proyecto Hombre aborda otro tipo de problemáticas. Hace que la gente se acerque en mayor medida pero eso no significa que haya un aumento del problema", ha explicado.

    La evidencia científica lo que dice es que el mecanismo de funcionamiento de la adicción al juego es "muy similar", a nivel cerebral, al mecanismo de adicción a otro tipo de sustancias o drogas. De ahí, que los tratamientos compartan pautas en técnicas de intervención. Hay componentes diferenciales y componentes comunes, "también existen componentes específicos que deben incorporar los tratamientos para la ludopatía por el juego patológico pero eso no significa que sean más complejos", ha apuntado. Según Fernández "hay que ir a la causística de cada persona, al proceso de adicción de cada persona".

    Otras de las cuestiones que ha abordado es el tipo de conducta relacionada con nuevas tecnologías, con pantallas o redes sociales, existe un uso indebido por parte, sobre todo, de la población juvenil. "Se trata de un uso excesivo en cuanto a tiempo se refiere y acceso a contenidos no adecuados para las edades que tienen, lo que está generando una serie de consecuencias en las horas de sueño, en el ámbito familiar y escolar", ha relatado. En cualquier caso, "no podemos hablar de una adicción a las tecnologías sino de un uso problemático o indebido", ha precisado. En cambio, sí podemos hablar de una ludopatía o una adicción al juego patológico y de la adicción a los videojuegos.

    "Las encuestas de 'Estudest' hablan de 14 a 18 años, en estas edades tan jóvenes no solemos hablar de adicción porque hablar de ello implica un consumo abusivo, prolongado en el tiempo y con una problemática asociada", ha añadido.

    Fernández ha destacado la importancia de que las familias sean conocedoras de los riesgos que existen y "tomen cartas en el asunto", establezcan normas familiares en cuanto al uso de los dispositivos, y controlen qué tipo de dispositivos tienen los menores, a qué tipo de contenido pueden acceder y cúanto tiempo pueden usarlos.

    Para leer más