30 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Consejo.- El Gobierno aprueba el decreto que permitirá a los asturianos hacer testamento vital desde finales de abril

OVIEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los usuarios de la sanidad asturiana podrán realizar a partir del finales de abril el documento de voluntades anticipadas, conocido popularmente como testamento vital, en el que expresarán sus indicaciones y razonamientos hacia los médicos en caso de padecer una enfermedad que les impida expresarse por sí mismos. La posibilidad llega después de que el Consejo de Gobierno de hoy haya aprobado el Decreto de Organización y Funcionamiento del Registro del Principado de Asturias de Instrucciones Previas en el ámbito sanitario.

Así lo comunicaron hoy, en rueda de prensa, la consejera de Administraciones Públicas y Portavoz del Gobierno, Ana Rosa Migoya, y el consejero de Salud, José Ramón Quirós.

Según explicó Quirós, que dijo que la medida era muy esperada en Asturias, este documento de instrucciones previas permitirá además designar un representante que será el interlocutor del ciudadano que lo suscribe con el equipo sanitario y que será el encargado de procurar el cumplimiento de las instrucciones previas.

Dicho documento podrá ser revocado, modificado o sustituido en cualquier momento por el otorgante. El ciudadano podrá hacer constar en él además su voluntad sobre, una vez llegado el fallecimiento, la donación de sus órganos y tejidos y la cesión del cadáver para la docencia o la investigación.

El Registro de Instrucciones Previas estará adscrito a la Consejería de Salud. Para elaborarlo, los ciudadanos deberán solicitarlo en la Administración, con el principal requisito de ser mayor de edad.

Quirós dijo que de conformidad con la Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, la declaración contenida en el documento prevalecerá sobre la opinión y las indicaciones que puedan ser realizadas por los familiares, allegados y profesionales que participen en su atención sanitaria.

En todo caso, el usuario no podrá solicitar instrucciones previas de tratamiento médico que incorporen previsiones contrarias al ordenamiento jurídico y a los conocimientos científicos técnicos según el estado de la ciencia en cada momento. Una vez creado el Registro autonómico se solicitará al Registro nacional la entrega de las instrucciones y documentos en él depositados para su inscripción definitiva.

De esta forma, explicó Quirós, los médicos podrán tener acceso a las voluntades del enfermo que no pueda expresarse por sí mismo pero que sí haya realizado el testamento vital, donde recogerá, por ejemplo, si quiere que se le ponga un respirador automático de por vida o si quiere que se le sede.

Asturias es una de las últimas comunidades españolas en regular el testamento vital. El anterior Consejero de Salud, Rafael Quirós, había anunciado ya la aprobación del decreto para finales de la pasada legislatura.