27 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

Un correo electrónico anónimo sirve para que la Guardia Civil desmantele un laboratorio de droga en Oviedo

Un correo electrónico anónimo sirve para que la Guardia Civil desmantele un laboratorio de droga en Oviedo
Marihuana - GUARDIA CIVIL

OVIEDO, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo ha desmantelando un centro clandestino de producción de marihuana y ha procedido a la detención de tres hombres como presuntos autores de delitos contra la salud pública por cultivo y tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Ha sido en el marco de la denominada operación 'Bagana'.

La colaboración ciudadana ha sido determinante, ya que la investigación se inició después de recibir un correo electrónico anónimo en el que se ponía en conocimiento de la Guardia Civil la sospecha de que en esa vivienda ubicada en el barrio Toledo de Oviedo, se podían llevar a cabo labores ilegales de cultivo de marihuana.

Tras recibir la información aportada en el correo electrónico, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo inició una discreta vigilancia de la vivienda, constatando por los movimientos observados que el interior pudiera estar habilitado para albergar una plantación de cannabis.

Se abrió entonces una línea de investigación centrada en la identificación de las personas que visitaban con asiduidad la vivienda y se dio apertura a la 'Operación Bagana', realizándose numerosas vigilancias estáticas y dinámicas con el objeto de verificar la línea de investigación seguida.

A la vista de los indicios obtenidos, Guardia Civil solicitó al Juzgado de Instrucción Nº4 de Oviedo una orden de entrada y registro a la vivienda que se llevó a cabo este jueves por el EDOA (Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil con el apoyo de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) especialistas en la realización de entras y registros, y el Servicio Cinológico (Guía con perro) de la Comandancia de Oviedo.

En el bajo de la vivienda tras una doble puerta de acceso se accedió al interior del sótano que se divide en cuatro salas, destinadas al crecimiento, secado y preparación de la nueva cosecha. En la sala de secado se incautaron 34 kilos de marihuana cortada y dispuesta para su secado, en otra sala se incautaron más de 300 plantas en distintos estados de crecimiento, también se intervinieron deshumidificadores, extractores, ventiladores, básculas de precisión, calefactores, filtros, bombillas de sodio y lámparas con deflectores y transformadores entre otros útiles de cultivo. En el mismo bajo, la Guardia civil procedió a la aprehensión de 3 carabinas.

Puestos en contacto con la empresa suministradora de electricidad, la compañía confirmó la existencia de una defraudación del fluido eléctrico, ya que la vivienda no tenía contrato de luz desde hace más de tres años, por lo que además de un delito contra la salud pública, la Guardia civil les imputa a los detenidos un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La droga incautada podría llegar a alcanzar un valor aproximado de 60.000 euros en el mercado negro y la valoración de los útiles de cultivo que podrían superar los 50.000 euros aproximadamente.