3 de abril de 2020
23 de agosto de 2018

Detenida una mujer por robar a un anciano dándole un medicamento psicotrópico

Detenida una mujer por robar a un anciano dándole un medicamento psicotrópico
POLICÍA NACIONAL

OVIEDO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer como presunta autora de dos delitos, robo con violencia y contra la salud pública. La mujer habría suministrado a un anciano benzodiazepinas, un medicamento psicotrópico, para robarle, tras haber ganado su confianza.

Según ha informado la Policía, los hechos se remontan al pasado día 12 de agosto, cuando el entorno del perjudicado, alarmado por que no acudió a una cita, empezó a sospechar que "algo estaba ocurriendo".

Cuando llegaron a su casa lo encontraron totalmente desorientado y confundido. Esta circunstancia es la que hizo uqe se avisasen a los servicios de urgencia, siendo la víctima trasladada al Hospital Universitario Cental de Asturias (HUCA), ante la posibilidad de que estuviese sufriendo un 'ictus'.

Las declaraciones de su entorno y de la propia víctima, en unión de un episodio similar en mayo del año en curso, hizo que los investigadores de la Policía Nacional, pusieran en el punto de mira a la detenida; a la que ya le constaban antecedentes por hechos similares

La mujer se había granjeado la confianza de la víctima, cuya edad es avanzada, con ánimo de obtener un dinero del mismo. El anciano, le llegó a entregar, de forma voluntaria y en diferentes periodos, la cantidad de 20.000 eruros a cambio de nada. La detenida, según la Policía, necesitada de liquidez, le había suministrado benzodiacepinas con ánimo de sustraerle más dinero cuando se dormía.

La Agencia Europea del Medicamento (EMP), describe las benzodiacepinas como una sustancia química que se utiliza en tratamientos de ansiedad, abstinencia del alcohol y tratamiento de epilepsias. Esta sustancia, está totalmente contravenida con los medicamentos que consume el hombre por prescripción.

Se las daba en un vaso de agua que le servia de una forma insistente, a pesar de que el perjudicado, según manifestó, notaba un sabor extraño. El entorno de la víctima, ya sospechaba y desconfiaba de la detenida, que ya fue puesta a disposición judicial.