20 de noviembre de 2019
22 de octubre de 2019

Detenido un hombre por maltratar a su perro con un objeto cortante y agredir a los agentes que le arrestaron

GIJÓN, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un vecino del barrio del Llano por maltratar a su perro y agredir a los agentes que fueron a identificarlo.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, la intervención policial tuvo lugar en la madrugada del pasado día 20, cuando los agentes fueron comisionados a una sidrería del barrio del Llano porque un cliente estaba increpando y molestando al resto y se negaba a abandonar el establecimiento.

Los policías consiguieron que se tranquilizara y se fuera a su domicilio de forma pacífica, sin que nadie de los presentes quisiera formular una denuncia contra él.

No obstante, 15 minutos más tarde los policías tuvieron que acudir a la vivienda de esta persona porque los vecinos habían comunicado que había una riña familiar y que este hombre estaba muy agresivo.

Los agentes comprobaron que en la casa no había más personas, tan solo había un perro que en ese momento no tenía lesiones aparentes. Una hora más tarde, los policías regresaron a esa vivienda porque en el interior se oían muchos gritos y los ladridos del animal.

Ante la insistencia policial, abrió la puerta de nuevo y en ese momento salió el perro asustado escaleras abajo. Los policías comprobaron que presentaba heridas en las patas que le dificultaba caminar y también en la cabeza --algunos cortes debajo de los ojos--.

El dueño también mostró los brazos con restos de sangre que según él mismo habían sido causados por los mordiscos de su perro. Los agentes, ante la situación en la que se encontraba el animal, que tenía en el cuerpo varias heridas cortantes, le exigieron explicaciones a su amo, el cual se mostró agresivo y se abalanzó contra ellos. Fue arrestado por maltrato animal y atentado a agentes de la autoridad .

El detenido ya tenía una docena de antecedentes previos por amenazas, resistencia y malos tratos. En su declaración, manifestó que el perro le había tirado toda la ropa y que al reñirle se había puesto a morderle, y que él solo se había defendido y no le había pegado en ningún momento.

El animal fue trasladado por el Lacero Municipal hasta un veterinario de urgencia para su examen, asistencia y la cura de sus heridas, de las que se recupera satisfactoriamente.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Asturias