31 de marzo de 2020
16 de junio de 2014

Los dos auditores cuyos ceses han sido anulados cometieron "incumplimientos extraordinariamente graves", afirma Viejo

El PP pide la dimisión del Síndico Mayor, del que dicen que carece de "autoridad moral"

Los dos auditores cuyos ceses han sido anulados cometieron "incumplimientos extraordinariamente graves", afirma Viejo
EUROPA PRESS

   OVIEDO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Síndico Mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias, Avelino Viejo, ha dicho este lunes que los dos auditores en comisión de servicio cuyos ceses que él ordenó han sido anulados por sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (JGPA) cometieron "incumplimientos extraordinariamente graves".

   Viejo ha comparecido en la Comisión de Hacienda de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), a petición del PP, para dar cuenta de las sentencias relativas al personal de la Sindicatura. Aunque los ceses los dos ordenó él, Viejo ha explicado que informó "de manera informal" al resto del Consejo.

   Uno de los casos se refiere a un auditor en comisión de servicios que fue cesado por Viejo en julio de 2012.  Los motivos que le llevaron a tomar la decisión, ha argumentado Viejo, fueron "la sustracción de papeles de trabajo, la manipulación de los mismos o impedir el acceso a ellos de personas autorizadas".

   En el segundo de los casos, la razón del cese, ha dicho se produjo por que el auditor propició la "parálisis prácticamente total de algunos trabajos". Hubo que asignar posteriormente el informe a otra persona y equipo y ya está realizado, según ha explicado. Todas estas cuestiones, ha manifestado Viejo, están recogidas en las copias de discos duros de la Sindicatura y pueden demostrarse.

   El TSJA, sin embargo, anuló el cese en los dos casos, con fallos emitidos en noviembre de 2013 y en mayo de 2014. En una de las sentencias el Tribunal señala que el cese se debió a "desavenencias" en el modo en el que vino a desarrollar determinados trabajo respecto a la fiscalización de los ayuntamientos de Carreño, Gozón y Cudillero, correspondiente al ejercicio, 2009. La sentencia dijo que el cese incide en "arbitrariedad", el "encubrir una sanción", sin que se iniciase expediente sancionador alguno previamente.

   Viejo ha asumido este lunes su "error" al no haber abierto previamente el procedimiento sancionador. "Tomo nota para el presente y para el futuro", ha dicho a los diputados de la comisión. No obstante, ha manifestado que la sentencia no entra en las causas del cese, sino en la forma. "El procedimiento ha sido erróneo. Está claro", ha reconocido.

   Viejo inició su comparecencia manifestando su "agrado" por poder informar con detalle de este tipo de cuestiones. "No hay nada mejor que una buena información para disipar dudas y deshacer tergiversaciones", ha alegado.

CRÍTICAS DEL PP

   El diputado del PP Luis Venta Cueli ha criticado a Viejo por haber actuado con "arbitrariedad" y con "abuso de poder" ante el personal. A su juicio, el Síndico Mayor ha "vulnerado el derecho de los trabajadores a defenderse de un atropello". También le ha afeado que les haya criticado tan duramente.

   Para Venta Cueli, Viejo ya no tiene "autoridad moral" porque "intentó dirigir el sentido el informe de un técnico auditor". El PP se ha preguntado si sigue realizando "las mismas prácticas" en la actualidad. "Usted no puede seguir ni un minuto más al frente de la Sindicatura", ha dicho Venta Cueli.