14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 12 de noviembre de 2019

    Los dos autores de numerosos robos con fuerza aceptan penas de seis y cinco años y medio de cárcel

    OVIEDO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Los dos acusados de cometer numerosos delitos continuados de robo con fuerza así como de conducción temeraria en el caso de uno de ellos han aceptado este martes los hechos y una pena de seis años y 96 días de trabajo en beneficio de la comunidad en el caso de uno de ellos y de cinco años y seis meses de cárcel y 65 días de trabajo en beneficio de la comunidad en caso del segundo.

    La vista estaba fijada para este martes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, pero no ha llegado a celebrarse al llegar los dos condenados a un acuerdo con la Fiscalía. Ambos han reconocido como de común acuerdo habrían llevado a cabo numerosos robos con fuerza en garajes, vehículos y en establecimientos desde octubre de 2017 al 27 de noviembre de 2017.

    La Fiscalía solicitaba inicialmente penas que sumaban 20 años de prisión para uno y 25 para otro y multas de más de 12.800 euros entre los dos.

    Según el Fiscal y tal y como han admitido los condenados, el primer robo se produjo en la madrugada del 24 de octubre cuando entraron en un garaje de Lugo de Llanera y tras robar una furgoneta se dirigieron a una gasolinera en Pruvia donde rompieron la luna del establecimiento y forzaron la máquina registradora. Así mismo robaron otros efectos como encendedores o botellas. El importe de lo sustraído de los daños ocasionados asciende a 7.168 euros.

    Los acusados trasladaron la furgoneta robada a un camino de Llanera donde le prendieron fuego hasta que la misma quedó calcinada, no sin antes apropiarse de herramienta que había en su interior.

    Días después, el 12 de noviembre, los condenados entraron en otro garaje de Posada de Llanera donde robaron numerosa herramienta y una caja fuerte con documentación. Además forzaron la puerta y fracturaron la ventanilla de varios vehículos.

    A uno de ellos le manipularon el sistema de arranque y lo sustrajeron para utilizarlo en nuevos robos. Así lo empotraron en las oficinas de un taller en el que sustrajeron 4.090 euros que había en su interior.

    El 12 de noviembre volvieron a actuar forzando un garaje en una vivienda de el Conceyín sustrayendo dos vehículos que había en su interior. Al día siguiente, con uno de esos vehículos llevaron a cabo un nuevo robo con fuerza, esta vez en una nave en el Polígono de Los Peñones, en Lugones. De ella se llevaron numerosa maquinaria y herramientas. La Policía recuperó días después los dos vehículos con numerosos daños.

    En la madrugada del 19 de noviembre los dos hombres volvieron a actuar. En esta ocasión en la estación de servicio de Robledo que se encontraba cerrada al público. Tras entrar en la misma sustrajeron la máquina registradora valorada en 8.000 euros y otros efectos.

    Para leer más