4 de junio de 2020
28 de marzo de 2020

Geriátricos privados asturianos dicen que están en "situación de desamparo"

OVIEDO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Residencias Geriátricas de Asturias (Argas), que agrupa a treinta y seis residencias privadas de la región que gestionan mil trescientas setenta y cinco plazas, concertadas y privadas, ha manifestado este sábado su preocupación ante la "situación de desamparo" en que se encuentran los centros geriátricos privados por la propagación del nuevo coronavirus.

Así mismo, y tras mostrar toda su disposición a poner los medios para que la colaboración con la administración sea efectiva, desde Argas afirman que están en "situación límite" y que los centros asociados están llevando a cabo su labor en unas condiciones "duras y difíciles".

Dicen que la falta de equipos de protección es "acuciante", sin que desde la Administración se haya podido solvetnar esa situación. "Ello ha obligado a muchos de nuestros asociados a tener que recurrir a vías alternativas de suministro como la adquisición o producción de equipos de protección, en muchos casos no homologados, como mascarillas o batas que nos permitan asistir y proteger a nuestros residentes y personal de la mejor manera posible", han señalado.

Por otro lado, dicen que carecen de tests fiables que permitan detectar si residentes y personal han sufrido contagio. "Ello nos está impidiendo tener una imagen clara de la realidad de nuestros centros", han lamentado.

"A pesar de las duras circunstancias que es tamos viviendo, la respuesta de la administración se ha limitado a solicitarnos información constantemente y a proporcionarnos, en el mejor de los casos, recursos muy limitados con los que es muy difícil que podamos realizar nuestra labor con todas las garantías", han comentado.

Por todo ello, instan a la administración pública a que redoble sus esfuerzos para que pongan los medios para atender y proteger a residentes y personal con las máximas garantías.