22 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

Gijón.- Una marquesina acristalada cubrirá el acceso peatonal a Talasoponiente, al que se podrá llegar en bici o coche

Las obras, con un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de más de 600.000 euros, podían comenzar en una semana

GIJÓN, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El centro de talasoterapia contará con un acceso rodado para vehículos y uno peatonal en dos alturas, además de un carril bici, tras la reforma que se va a llevar a cabo en el dique curvo de Fomento, que conecta 'Talasoponiente' con el paseo marítimo. La parte peatonal situada en la cota baja estará cubierta por una marquesina acristalada y "atirantada", que además de proteger al viandante ante las inclemencias del tiempo invite a visitar el balneario. Las obras, que podrían comenzar la semana próxima, tienen un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de más de 600.000 euros.

Así lo indicaron hoy, en rueda de prensa en la sede portuaria, el jefe del Departamento de Conservación y Mantenimiento de la Autoridad Portuaria de Gijón, Roberto Díaz Rato, y los arquitectos encargados del proyecto, Víctor Longo y Esther Roldán. La empresa adjudicataria de la obra es Aldesa Construcciones S.A..

Por su parte, Roldán explicó que la idea era unir 'Talasoponiente' con el paseo marítimo pero a través de "una intervención bastante silenciosa y discreta". La marquesina será de vidrio translucido y estará sujetada gracias a unos 'tirantes' que irán anclados a unos apoyos verticales, que serán al mismo tiempo las luminarias del dique, para no recargar la zona.

Roldán recordó que el dique curvo ya cuenta con dos paseos peatonales a distintas altura --unos dos metros_y lo que se ha hecho es en la parte superior colocar una barandilla, de igual estética a la del resto del paseo marítimo, y en la parte inferior colocar la citada marquesina, que tendrá un ancho de cuatro metros y una altura de unos 3,25 metros. Asimismo, entre una 'luminaria-soporte' y otra habrá unos siete metros de distancia, a lo lago de los cerca de 180 metros de longitud del dique.

Este acceso peatonal estará al mismo nivel que los accesos rodados, tanto para vehículos como para carril bici. El ancho en total es de uno 20 metros y no habrá una separación física, sino pintada en el suelo, para permitir el acceso de un camión de bomberos en el caso que sea necesario.

Además, al final del acceso rodado se habilitará una zona para maniobrar para poder dar la vuelta y que permita la llegada de un autobús. También habrá, junto al edificio, unas tres o cuatro plazas de aparcamiento para taxis y otras dos o tres para discapacitados, además de un aparcabicis. También se construirán unas escaleras para bajar del paseo peatonal más elevado, aunque no habrá acceso desde esa zona a la playa de Poniente.

Respecto a la iluminación, el dique curvo dispondrá de distintos juegos de luces. Por una parte estarán las luminarias que hacen de soporte de la marquesina, que servirán especialmente para el paseo elevado. Asimismo, habrá una línea fluorescente horizontal corrida a lo largo de la marquesina y también puntos de luz empotrados en el suelo a lo largo del paseo cubierto.

Roldán indicó que además se instalará al comienzo del dique curvo, en la zona más próxima a los juegos infantiles, un par de luminarias en un lateral que marcarán, a modo de 'puerta de entrada', el acceso al centro de talasoterapia.

Por otro lado, para llevar a cabo el acceso rodado a 'Talasoponiente' será necesario recortar "un poco" la zona de pavimento de los juegos infantiles, aunque no se quitará ninguno de los juegos ni los árboles existentes.

En cuanto al inicio de las obras, Díaz Rato insistió que aunque se prevé que sea la próxima semana, todo dependerá de que la contrata que está construyendo el balneario finalice los trabajos en la zona exterior.

También destacó que Roldán y Longo acaban de ganar por segunda vez el Premio de Asturias de Arquitectura, concedido la semana pasada por unos apartamentos en Llanes. La primera vez, hace dos años, lo obtuvieron por el diseño del edificio de Servicios Múltiples de la Autoridad Portuaria de Gijón, en El Musel.