18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 18 de noviembre de 2014

    Principado regulará la implantación de gasolineras desatendidas si no lo hace Madrid

    Principado regulará la implantación de gasolineras desatendidas si no lo hace Madrid
    EUROPA PRESS

    OVIEDO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

       El Gobierno asturiano estudia crear una norma autonómica que regule la implantación de gasolineras 'low cost', también llamadas 'desatendidas', es decir, aquellas que no cuentan con personal y en las que es el usuario el que debe servirse el combustible. Así lo hará si antes el Ejecutivo central no crea una legislación estatal al respecto.

       Lo ha anunciado el consejero de Industria, Graciano Torre, en su comparecencia ante la Comisión de Economía de la Junta General. La diputada de Foro Asturias María del Carmen Fernández Gómez le había preguntado si el Ejecutivo asturiano tenía pensado adoptar alguna medida ante la proliferación de este tipo de instalación.

       Según ha explicado el consejero, tras reunirse con la Agrupación Asturiana de Vendedores al Pormenor de Carburantes, con los sindicatos y con la Federación Asturiana de Empresarios, el Gobierno asturiano se ha remitido al Ministerio de Industria interesándose por este asunto, y desde el Ejecutivo central ya les han hecho llegar un borrador de la futura regulación. La previsión es que esté en vigor durante los primeros cuatro meses de 2015. No obstante, Torre ha anunciado que si esto no ocurre, será el Gobierno asturiano el que cree una normativa.

       El consejero ha compartido la preocupación por este asunto de Foro Asturias. Ha matizado que son 17 las instalaciones desatendidas que funcionan en Asturias en este momento, aunque no todas permanecen sin personal de continuo, pues las que están instaladas en áreas comerciales suelen tener personal durante el horario de apertura del centro en cuestión.

       Según ha explicado el responsable autonómico de Industria, se barajó la posibilidad de intervenir a través del departamento de Consumo de la Consejería de Sanidad, en el sentido de regular la presencia de un empleado como garantía de los derechos del consumidor. Consumo no lo consideró conveniente por ser una vulneración de competencias del mercado.

    Para leer más