22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • Martes, 20 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    Infraestructuras abre al tráfico la variante de Rioseco en la que se invirtieron 2,5 millones

    OVIEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Infraestructuras, Política Territorial y Vivienda pondrá en servicio el lunes la carretera SC-2, Rioseco-Agues y Ladines, conocida como variante de Rioseco, en el concejo de Sobrescobio. La obra contó con un presupuesto de 2.502.701,79 euros para una longitud de la actuación de 637,3 metros

    Las obras de la conocida como variante de Rioseco, ejecutadas por Sánchez y Lago, S.L., comenzaron en julio de 2006 y contaron con un plazo de ejecución de 22 meses. La apertura al tráfico de esta nueva infraestructura es una actuación que mejorará notablemente el tránsito de vehículos desde la AS-17 hacia Villamorey, Soto de Agues y Ladines.

    El Principado destacó a través de un anota de prensa el especial cuidado ambiental a la hora de ejecutarse el proyecto al ubicarse en uno de los Parques Naturales y asegurando que no se viese afectada en ningún caso la calidad de las aguas del embalse del que muchos asturianos se benefician diariamente.

    CARACTERÍSSTICAS DE LA OBRA

    Esta carretera supone un nuevo acceso a las localidades de Agues y Ladines desde la AS-17 con un nuevo puente sobre el río Nalón. Su objetivo es evitar los problemas que actualmente existen cuando camiones o autobuses deben atravesar el núcleo de Rioseco.

    La longitud del tramo es de 637,3 m., con un radio mínimo en planta de 60 m, y una pendiente máxima del 3%.

    Entre las obras singulares destaca la estructura sobre el río Nalón constituida por un cajón metálico. Para no afectar a la calidad de las aguas del embalse, el proyecto contó para su ejecución con un caballón de tierras paralelo al embalse, que independizó los movimientos propios de las obras del propio embalse, así como la recogida y conducción de todas las aguas de lluvia sobre la plataforma hacia un colector general. Esta obra se completó con la colocación de una escultura del artista Pepe Noja, que hace una alegoría sobre la liberación de los habitantes de Sobrescobio.