3 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

La instalación de cajas nidos para aves mejora el control de plagas en cultivos de manzano de sidra

La instalación de cajas nidos para aves mejora el control de plagas en cultivos de manzano de sidra
Pájaro entrando en un nido. - UNIVERSIDAD DE OVIEDO

OVIEDO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Oviedo y el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) han demostrado que la instalación de cajas nido para aves mejora el control de plagas en los cultivos de manzano de sidra.

Los autores de esta investigación, publicada en la revista 'Journal of Applied Ecology', animan a los agricultores a abandonar los pesticidas químicos y a adoptar esta medida "eficaz, barata y ambientalmente amigable". Según ha informado la Universidad de Oviedo en nota de prensa, para llegar a esta conclusión los investigadores han combinado un experimento a gran escala y "minuciosas" observaciones de campo. Así, los autores han observado que las aves que anidan en las cajas capturan gran cantidad de artrópodos para alimentar a sus polluelos, reduciendo la incidencia de insectos plaga en los manzanos.

"Nuestro objetivo era proporcionar a los agricultores herramientas de intensificación ecológica, es decir, darles fórmulas para mantener su productividad fomentando los servicios ecosistémicos que brinda la biodiversidad", ha explicado el profesor de Ecología de la Universidad, Daniel García, coautor del estudio junto a Marcos Miñarro y Rodrigo Martínez-Sastre.

Por su parte, Miñarro ha explicado que "las cajas nido siempre se han visto como una forma de atraer aves silvestres insectívoras y favorecer su rol ecológico pero, paradójicamente, apenas existía información sobre su utilidad en los cultivos agrícolas".

Los investigadores instalaron más un centenar de cajas nido en 12 fincas diferentes, comprobando que las aves ocupaban casi un tercio de las mismas, y por todas las fincas. Emparejando estas fincas con otras equivalentes pero sin cajas, evaluaron el efecto insecticida de las aves nidificantes.

Para ello, estimaron el ataque de las aves sobre señuelos de plastilina verde que simulaban orugas del manzano y, además, contaron el número de insectos, tanto en los árboles alrededor de las cajas ocupadas como en árboles equivalentes en las fincas sin cajas. Ambos métodos demostraron un mayor control de plagas en las fincas con cajas nido que en las fincas sin estas.

Los investigadores pudieron clasificar los insectos capturados por distintas especies de aves, identificando al herrerillo común como la especie más eficaz como controladora de plagas, ya que insectos como el gorgojo de la flor del manzano o el pulgón ceniciento constituían la cuarta parte de sus presas.