26 de febrero de 2020
24 de enero de 2020

Investigadas dos personas que trataban de vender varias figuras de marfil de elefante e hipopótamo

Investigadas dos personas que trataban de vender varias figuras de marfil de elefante e hipopótamo
Material incautado. - GUARDIA CIVIL

OVIEDO, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Comandancia de Gijón, ha tomado declaración en calidad de investigados a dos personas por sendos delitos contra la fauna silvestre, ya que las mismas trataban de vender varias figuras de marfil de elefante e hipopótamo.

Según ha informado el Instituto Armado, este jueves se culminaban las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil de Gijón por la comisión por parte de un vecino de Salinas de un delito contra la fauna al hallarse en posesión de dos figuras de marfil con forma de pájaro las cuales pretendía vender por un precio de 550 euros.

Las piezas de marfil, dos pájaros tallados de unas dimensiones de unos 25 y 20 centímetros de alto fueron remitidas al Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (SOIVRE) dependiente de la Dirección Territorial de Comercio de Asturias, quien determinó que se trataba de dos piezas elaboradas con marfil de hipopótamo, especie incluida en el Convenio CITES.

El mismo procedimiento siguió el ajedrez con 32 piezas talladas en marfil de elefante, en una caja de madera, que un vecino de avilés pretendía vender por 2.000 euros, y de cuya transacción tuvo conocimiento la Guardia Civil en el mes de diciembre pasado.

Tanto el hipopótamo como el elefante son dos especies protegidas
incluidas en el Convenio CITES. Según el citado Convenio, queda
prohibido todo acto relacionado con el comercio de los animales como de cualquiera de sus partes o huevos.

La Guardia Civil de Gijón, ha investigado a un total de ocho personas en el año 2019 por delitos contra la fauna silvestre, requisando un total de 45 tallas de elefante, dos de hipopótamo y un de rinoceronte, además de un caparazón de tortuga marina, ocho garras de oso pardo, y un cráneo de primate.

Estas incautaciones se llevaron a cabo tras detectarse el intento de su venta en ferias de desembalaje, establecimientos comerciales y a través de Internet. Los lugares de actuación han sido Gijón, Llanes, Arriondas, Avilés, Candás y Salinas.

Para leer más