26 de octubre de 2020
26 de junio de 2018

Javier Fernández defiende la profesionalización del periodismo y la veracidad como garantías de calidad para la sociedad

OVIEDO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, ha defendido este martes la profesionalización del periodismo y la veracidad como garantías de calidad para la sociedad.

"Si cualquiera puede ser periodista, si cualquier juicio vale lo mismo, si la gente accede gratis a toda la información, apaga y vámonos", ha dicho el presidente en su intervención durante el acto conmemorativo y la visita a la exposición itinerante '1978-2018. España y Prensa Ibérica: 40 años de historia democrática'.

Asimismo, ha argumentado que "la clave de bóveda, o al menos una de ellas, radica en la veracidad, otra vieja conocida, tanto del periodismo como de la política". "Frente a la abundancia de noticias falsas, reforcemos la voluntad de veracidad", ha pedido, recordando la importancia de la deontología.

Javier Fernández se ha referido en su discurso a "las profecías apocalípticas sobre el papel, el periodismo ciudadano, la democracia en red y otros hallazgos", haciendo también mención a las redes sociales para apuntar que "Donald Trump no necesita pasar el filtro de un medio: dispara directamente a través de Twitter. Ese ha sido hasta ahora su botón nuclear".

Además, el presidente asturiano ha señalado que "si es cierto que no existe democracia sin opinión pública -y su viceversa: ni opinión pública libre sin democracia-, también es verdad que las manipulaciones siempre han estado al orden del día". "Sospecho que a todos se nos pasa el ejemplo 'indepe' por la cabeza", ha añadido.

Fernández ha comentado que "las redes sociales son una fronda inevitable. Si no las frecuento es por razones meramente biológicas. Asumo que estarán ahí, que no son fugaces, que seguirán propiciando la balcanización y que, tal como se ha comprobado, serán aprovechadas para cortar trajes a medida para el electorado o para influir en apoyo de tal o cual interés. Mi indiferencia ante esas congregaciones de hooligans que se apiñan en facebook u otras redes, convertidas en auténticas fortalezas para los exaltados (la idea se la debo a Manuel Arias Maldonado), no les quita un ápice de importancia".

Igualmente, ha advertido de que "unos medios que se rindan a lo chabacano en función de lo más leído en la red acabarán en aquello que decía Lope en el Arte nuevo de hacer comedias: "forzoso es hablarle al vulgo en necio para darle gusto" y los políticos terminarán haciendo lo mismo". "Igual vale para la carencia de rigor, la tolerancia con el bamboleo declarativo -hoy digo una cosa; mañana, otra; todo se perdona- y otros rumbos similares", apunta.

Con todo, Javier Fernández ha aprovechado el acto para incidir en la "responsabilidad compartida" de políticos, empresas informativas y periodistas. "Una exigencia de calidad que nos debemos a nosotros mismos y que debemos a la sociedad", ha remarcado.