20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 21 de noviembre de 2010

    Juan José Millás: "Ganar el Príncipe de Asturias no ha formado parte de mis sueños ni de mis delirios"

    Juan José Millás: "Ganar el Príncipe de Asturias no ha formado parte de mis sueños ni de mis delirios"
    EP/CAN

    OVIEDO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El escritor valenciano Juan José Millás, inmerso en la promoción de su última novela 'Lo que se de los hombrecillos' ha manifestado que ganar el Premio Príncipe de Asturias de las Letras no ha formado parte de sus sueños ni de sus delirios. En una entrevista concedida a Europa Press ha puntualizado que se trata de una cuestión "de salud mental", porque "uno no debe imaginarse como ganador de premios, aunque estos sirvan para poner durante un tiempo el foco en la obra".

    Tres años después de 'El Mundo', por la que fue distinguido con el Premio Planeta y con el Nacional de Narrativa, el también articulista ha confesado que escribir su último libro no le ha costado porque tenía la sensación de que la novela "ya estaba escrita" en alguna parte de su ser. "Las hay que te plantean problemas que no sabes cómo resolver, en las que te atascas y sufres porque piensas que se pueden pudrir; esta ha sido casi todo placer", ha expresado.

    En este punto, ha rememorado las tardes de su infancia, en las que "te podías morir literalmente de aburrimiento" y que resultaron, ha dicho, "las más vivas". Convencido de que "el aburrimiento provoca que se utilice la imaginación", se ha mostrado preocupado por el "pánico patológico" que los padres tienen a que sus hijos se aburran y que convierte a los más pequeños en ejecutivos de agendas repletas. "A nuestros padres les importaba un pito que nos aburriéramos y visto con perspectiva el aburrimiento fue muy creativo", ha comentado.

    "EL PAPEL NO ES EL FUTURO"

    Treinta y cinco años después de la publicación de su primera novela -'Cerbero son las sombras', 1975-, Millás está convencido de que "el papel no es el futuro", y de que tras un periodo de coexistencia, los formatos digitales, con "muchísimas ventajas frente al libro convencional", irán creciendo y abaratándose, hasta acabar ganando la batalla.

    El literato no se resiste tampoco a los cambios ortográficos que prevé la Real Academia, aunque se muestra escéptico sobre la propuesta de eliminar la tilde del vocablo guión, y de la intención de dejar de llamar 'be baja' a la letra uve en Latinoamérica, un aspecto lingüístico que, reconoce, le divierte y que considera absurdo eliminar. En cuanto al resto, sostiene que los principios por los que se mueve una lengua hacen que todo aquello que se pueda, se deba limpiar.

    Asegura que durante el tiempo que dura la promoción de sus novelas no lee las críticas porque hacerlo sería "un ejercicio masoquista". Por el contrario, no ha sido ajeno al efecto que ha desencadenado su última entrevista al ex presidente del Gobierno, Felipe González y que fue, "sin duda", la más importante de su carrera desde el punto de vista de la repercusión.

    Tras un encuentro con los estudiantes en la Universidad de Oviedo, donde fue investido Honoris Causa junto al poeta Ángel González, reconoce que 'Lo que se de los hombrecillos' ya ha cumplido sus objetivos al haber conseguido agotar, en apenas un mes, dos ediciones e ir camino de la tercera. Ahora, y hasta que otra novela le elija, "toca ponerse enseguida a hacer otras cosas".

    En 2011 la imaginación de Millás se subirá a los escenarios en un formato de monólogo que interpretará el actor español Juan Diego Boto y en el que lleva dos años trabajando. Junto a ello, tiene pensado hacer "tres o cuatro buenos reportajes" y seguir fiel a su principio de no empezar jamás una novela, sino es el resultado de una necesidad creativa. "El sueño de un escritor es hacer una gran obra teniendo la garantía de que nunca lo conseguirá", recuerda antes de despedirse.