18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 14 de julio de 2010

    Juan Ramón Biedma llena las calles de Sevilla de enfermos psiquiátricos en su última novela 'El humo en la Botella'

    GIJÓN/OVIEDO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El sevillano Juan Ramón Biedma expone en su última novela, 'El humo en la botella', una imagen de Sevilla repleta de enfermos psiquiátricos. Paco Ignacio Taibo ha presentado la obra este miércoles, en el marco de la Semana Negra de Gijón, en presencia del autor calificándola como "la novela en mayúsculas del festival".

    La historia aúna el relato de la vida de siete protagonistas y cinco personajes secundarios que el sevillano describe como los "seres invisibles, que pasan desapercibidos en la sociedad porque resultan molestos". Uno de sus objetivos, según Biedma, es explicar la situación de los enfermos psiquiátricos desde el respeto y desde la descripción de la demencia que aqueja a los protagonistas.

    La trama se desarrolla en la ciudad hispalense, descrita por Taibo como una "Sevilla aterradora, con apagones inexplicables, y con una sociedad caótica y violentamente anticlerical". Está estructurada en torno a dos investigaciones: la de un abogado que busca a un enfermo fugado de una institución mental, y la del propio enfermo que acepta la invitación de encontrar la copia de un libro único que recibe en sus manos.

    El novelista ha contado que su trabajo con enfermos mentales le ha permitido descubrir que sus delirios son "racionales", pues se nutren de aspectos de su vida y de la gente que les rodea. El sevillano afirma que el oscurantismo de la enfermedad, en el caso de los personajes de su novela, es compatible con una perspectiva positiva ya que "es gente consciente de su locura que intenta salir de su situación. Viven una lucha constante consigo mismos".

    El director de la Semana Negra ha descrito a Biedma como uno de los hijos del festival, a pesar de que sus inicios no estuvieron exentos de dificultades. Taibo ha explicado que la primera novela del sevillano quedó finalista en 2004 del Premio Umbriel Semana Negra, pero la editorial no cumplió con su compromiso de publicarla. "Cinco novelas después, llega 'El humo en la botella', una obra desconcertante en donde sólo uno de los diez personajes no es un loco", señaló.