5 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

La madre del niño asesinado en Oviedo se mostró tranquila y con cierta frialdad al declarar

 

   OVIEDO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La magistrada titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Oviedo ha comunicado a las partes el levantamiento del secreto de las diligencias practicadas hasta el momento en el caso del menor de dos años hallado muerto en el barrio ovetense de Vallobín junto a las vías del tren, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA)

   Los dos imputados en la causa, la madre del menor, Fadila C. y su pareja sentimental, David F., que prestaron declaración en el día de ayer ante la magistrada durante aproximadamente dos horas cada uno, prácticamente ratificaron lo declarado previamente en dependencias policiales.

   El hombre volvió a exculpar a su compañera sentimental, y ella mantuvo la versión de que no se enteró de la muerte de su hijo hasta el momento de su detención en un barrio de Léon.

   No obstante, la magistrada, de acuerdo con la petición del Ministerio Fiscal, le imputó los delitos de asesinato con alevosía y ensañamiento; el delito de lesiones y el delito de maltrato habitual, por apreciar diversas contradicciones en su testimonio.

   Además de no poder explicar de una forma creíble a juicio de la magistrada sobre por qué se desentendió del paradero del menor, entregándoselo a su compañero sentimental y sin poder explicar tampoco de forma coherente cuándo y con quien lo dejó para marcharse con su novio o porqué no se preocupó directamente de donde estaba, con llamadas telefónicas o cualquier otro tipo de comunicación hacia las personas con las que según ella estaba el menor, cuando, como madre, era la única responsable de su custodia.

   En lo referente al delito de robo con fuerza que se le imputó además al hombre, David F., está vinculado directamente con la desaparición de dos ordenadores y 250 euros del taller en el que trabajaba.

   Con respecto a su comportamiento durante la declaración, "mientras el varón exteriorizó en todo momento estar muy afectado, contestando durante casi todo el tiempo entre lloros continuados, la joven se mostró mucho mas tranquila e incluso, mostrando cierta frialdad hacia lo que se le preguntaba", señala el TSJA.

Para leer más