28 de mayo de 2020
16 de junio de 2014

A juicio un hombre por estafar a personas mayores haciéndose pasar por familiar suyo

OVIEDO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un acusado de estafar a ocho personas, la mayoría de avanzada edad, consiguiendo que le entregaran un total de 3.260 euros La vista oral se celebrará este martes 17 de junio de 2014, en el Juzgado de lo penal número uno de Oviedo, a las 10.40 horas.

El Ministerio Público considera que los hechos, que tuvieron lugar en Oviedo de abril a junio de 2012, son constitutivos de un delito continuado de estafa de los artículos 248 y 249 del Código Penal, y solicita que se condena al acusado a dos años y seis meses de prisión y el pago de indemnizaciones que suman 3.260 euros, junto con las costas procesales.

La primera actuación tuvo lugar el 11 de abril de 2012, cuando abordó al mediodía a un hombre invidente de 85 años, en la calle Bermúdez de Castro de Oviedo, se identificó como hijo de un conocido suyo y le manifestó que necesitaba dinero porque tenía el coche en el taller. El hombre le dio 90 euros. No obstante, el acusado le dijo que necesitaba más dinero, por lo que el hombre fue con él a un cajero y le dio el número secreto de su tarjeta, con lo que el acusado extrajo 600 euros, tras decirle que esa misma tarde le devolvería el dinero en su casa.

Cuatro días más tarde, sobre las 15.00 horas, el hombre se dirigió a otra anciana de 82 años en una céntrica cafetería diciéndole que era amigo de su hijo, la convenció para que le prestara dinero. Así, la mujer le dio 100 euros, aunque le dijo al acusado que podía acompañarla a su domicilio, donde le entregó otros 500 euros.

A finales de ese abril de 2012 abordó a una mujer de 77 años cuando salía del portal de su domicilio y se identificó como el hijo de una prima suya. A continuación le dijo que necesitaba 400 euros para reparar el vehículo que se le había averiado, con la promesa de devolvérselos más tarde. De esta forma logró que la mujer fuera con él al cajero, donde sacaron 150 euros.

En la calle Fernando Alonso de Oviedo volvió a actuar sobre las 18.00 horas del 8 de mayo de 2012. Se identificó como sobrino de un hombre de 84 años. Le dijo que necesitaba 400 euros porque había tenido un accidente y tenía que arreglar el vehículo. Así, convenció al hombre para que lo llevara a su casa, donde le dio 400 euros. El acusado le prometió que se los devolvería al día siguiente.

Cinco días después el acusado abordó a otro hombre, de 82 años, en la calle Llano Ponte de Oviedo, identificándose como hijo de un primo segundo de su mujer, que en esos momentos le acompañaba. Con el mismo argumento falso del accidente con el vehículo, logró convencerles para ir juntos a su casa, donde le entregaron 300 euros con la promesa de devolvérselos al día siguiente.

A comienzos de junio de 2012 volvió a hacerlo. En la calle González Besada de Oviedo, se hizo pasar como el hijo de una prima de una mujer. Utilizando nuevamente el argumento falso de que necesitaba dinero para arreglar el coche, la convenció para acompañarla a su domicilio, donde le entregó 150 euros. Además, logró que la mujer le entregara la cartilla bancaria y le dijera el número secreto, tras lo cual sacó de un cajero cercano 600 euros. A continuación se dirigió a casa de la mujer para devolverle la cartilla y decirle que sus padres de lo devolverían rápidamente.

Por último, a las 18.00 horas del día 16 de junio de 2012, el acusado abordó su última víctima registrada, de 79 años, en un bar de la calle Antonio Maura de Oviedo, identificándose como hijo de un primo suyo. Le dijo que necesitaba dinero para pagar la grúa porque su vehículo se había averiado, logrando así que se dirigieran ambos al domicilio del hombre, donde su hijo le entregó 150 euros. Dado que el acusado hizo ver que necesitaba más dinero, consiguió que le acompañara a un cajero de La Florida, donde sacaron 220 euros más. Ninguno de los perjudicados ha recuperado las cantidades estafadas.