19 de junio de 2019
18 de julio de 2010

Juzgan a un hombre por colisionar con una furgoneta robada mientras era perseguido por el dueño del vehículo

GIJÓN/OVIEDO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide una pena de un año de prisión y el pago de una multa de 3.240 euros para un hombre, E.V.V., acusado de un delito de hurto de uso de vehículo a motor y otro contra la seguridad vial, al haber colisionado contra un coche con una furgoneta que previamente había robado mientras era perseguido por el dueño del vehículo.

Asimismo, el Ministerio Público solicita para el imputado el abono de una indemnización de 796,29 euros por los años en el vehículo de la víctima y de 610,44 por los perjuicios causados, así como el pago de 464,71 euros a la propietaria de otro de los coches implicados. El juicio tendrá lugar mañana, día 19, a las 12.30, en el Penal 3 de Gijón.

Los hechos ocurrieron sobre las 13.15 horas del 20 de febrero de 2008. Según el relato fiscal recogido por Europa Press, el acusado, con ánimo de utilizar temporalmente el vehículo, aprovechó, que el dueño de la fugoneta, S.G.F., la había dehado estacionada en la avenida de la Constitución de Gijón con las llaves puestas ene l contacto.

Supuestamente, el hombre sustrajo el vehículoy emprendió la huída, momento en el que la víctima se percató del robo y salió en su persecución a pie. El dueño del vehículo fue ayudado por una conductora, que iba acompañada de un hermano y que le invitó a subir al coche para seguir al ladrón de la furgoneta.

Durante la persecución, el imputado hizo caso omuiso de las señales y se saltó varios semáforos en rojo hasta que, a la altura de la Puerta de la Villa, colisionó contra un vehículo que estaba detenida en un semáforo, al que causó dañor por importe de 464,70 euros. El imputado se dio a la fuga y siguió circulando de forma anómala, adelantando por el carril contrario y circulando en dirección prohibida por diversas calles desde la avenida de Schultz hasta Viesuqes, donde en la calle de Anselmo Solar giró en la rotonda en dirección a la A-8 dirección Santander hasta la salida de Deva.

Allí dejó abandonada la furgoneta y siguió su huída a pie. Poco después, llegó hasta el lugar el vehículo en el que viajaba el dueño de la furgoneta. No obstante, como el imputado había dejado la furgoneta en punto muerto, ésta se desplazó hacia atrás y causó daños en el coche por valor de 610,44 euros, que fueron abonados por el propietario del vehículo sustraído en agradecimiento. La furgoneta también sufrió daños por valor de 796,29 euros.