25 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

Marcos Líndez destaca la importancia del diálogo, la moderación y la búsqueda del encuentro para la España post-pandemia

Marcos Líndez destaca la importancia del diálogo, la moderación y la búsqueda del encuentro para la España post-pandemia
Marcelino Marcos Líndez - WEB DE LA JGPA

OVIEDO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta General del Principado de Asturias, el socialista Marcelino Marcos Líndez, ha considerado este viernes que el diálogo, la moderación y la búsqueda del encuentro serán "fundamentales" para la reconstrucción de España después de la pandemia de COVID-19.

En su discurso con motivo del Día de la Constitución, emitido este mediodía a través de la web de la Junta General, Marcos Líndez ha considerado que la radicalización y la polarización, que suelen ir acompañadas de la "irracionalidad", conducen a la "incapacidad para lograr soluciones".

"El radicalismo nos sitúa en un contexto donde cada cual está convencido de estar en posesión de la verdad, siendo, por tanto, refractario al diálogo y manteniendo tesis irreconciliables", ha añadido, remitiéndose al consenso que hubo en 1978, cuando se aprobó la Constitución Española, y que considera "fuente de inspiración y de motivación".

El presidente del parlamento asturiano confía en que, actualmente, se vuelva al camino del consenso y del diálogo. "Siendo conscientes de que el consenso siempre es el mejor mecanismo procedimental para el sano ejercicio de la deliberación política, y siendo conscientes también que, para que ese consenso dé frutos, debe ir acompañado de la concordia y de la sana práctica del diálogo, la escucha y la comunicación", ha argumentado.

Según Marcos Líndez, sin consenso es "imposible" llevar a cabo reformas duraderas, estables y con visión de Estado. Son, ha insistido, unas reformas "imprescindibles para poder avanzar en este momento político de tremenda ebullición social, en esta situación actual conflictiva, paradójica e incierta, consecuencia de la crisis que estamos padeciendo".

Ha matizado que no su idea no es la de terminar con el conflicto, dado que a veces ese conflicto es algo necesario para introducir "nuevos impulsos" a la vida democrática.

"Es el momento de los dirigentes con talento para la conciliación y con tolerancia para el compromiso, de los líderes competentes y fiables que sean capaces de negociar soluciones a los problemas y a los conflictos, de los políticos que apuesten por un consenso que no anule diferencias pero que tampoco convierta la pluralidad de los españoles en arma arrojadiza", ha comentado.