5 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

Más de 38.000 asturianos consumen alcohol en cantidades que suponen un riesgo para su salud

Los mayores porcentajes de personas con consumo problemático de alcohol se encuentran en las cuencas mineras

Más de 38.000 asturianos consumen alcohol en cantidades que suponen un riesgo para su salud
GETTY/RUNZELKORN

OVIEDO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unas 38.000 personas mayores de 15 años consumen alcohol con una frecuencia o intensidad que supone un riesgo para su salud, de acuerdo con los datos de la última Encuesta de Salud de Asturias 2012-2013. De ellas, aproximadamente 18.500 son mujeres. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija el umbral de riesgo de consumo de alcohol en 40 gramos de promedio diario para los hombres y 20 gramos para las mujeres.

Los datos han sido facilitados este viernes por el director general de Salud Pública, Julio Bruno, durante una visita a las instalaciones de la comunidad terapéutica La Santina, que Cáritas tiene en Gijón. Allí, Bruno ha recordado que, según datos de la OMS, cada año mueren en el mundo 3,3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9% de todas las defunciones, porcentaje que se eleva hasta el 25% en el grupo de edad de 20 a 39 años.

Para frenar la carga de morbilidad y lesiones atribuible al consumo de alcohol, especialmente entre los más jóvenes, el Gobierno ha elaborado una Ley de Atención Integral en Materia de Drogas que, pendiente de ser aprobada por el Parlamento, eleva de los 16 a los 18 años la edad legal para el consumo de alcohol, además de establecer otras medidas para reducir la promoción, publicidad, venta y uso de este tipo de sustancias.

En este sentido, ha advertido de que el consumo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos. Está asociado con el riesgo de desarrollar problemas de salud tales como trastornos mentales y del comportamiento, incluido el alcoholismo, enfermedades no transmisibles como la cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de la violencia y los accidentes de tráfico.

De acuerdo con la última Encuesta, en Asturias el consumo de riesgo es mayor en los hombres a partir de los 45 años, mientras que las mujeres declaran consumos crónicos superiores en los grupos de edad más jóvenes. Además, el consumo de riesgo aumenta con el nivel educativo hasta llegar a los que poseen estudios universitarios, en que disminuye ligeramente.

El porcentaje de consumidores de alcohol en cantidad de riesgo para la salud fue 1,5% en aquellos con estudios primarios incompletos, hasta llegar al 5,9% en los que tienen estudios secundarios de segunda etapa, FP grado superior o equivalente, y 3,7% en universitarios.

MAYOR PORCENTAJE EN LAS CUENCAS MINERAS

En relación con el lugar de residencia, los mayores porcentajes de personas con consumo problemático de alcohol se encuentran en las cuencas mineras con una prevalencia del 6,9% por un 3,8% de la zona rural y 3,4% de la zona urbana. También se aprecian unos mayores consumos de riesgo crónico en las clases sociales medias bajas.

Además, un 18,3% de los encuestados (26,6% hombres y 10,8% mujeres) reconoce haber practicado un consumo intensivo episódico de alcohol o atracón (ingesta de 6 o más bebidas estándar en hombres y de 5 o más en las mujeres, en una misma ocasión y en un intervalo de tiempo de dos horas) en el último año y un 6,2% al menos una vez al mes. La frecuencia de consumo intensivo en el último mes es mayor en hombres que en mujeres en todos los grupos de edad, si bien en los más jóvenes la diferencia entre sexos es menor.

El 14,8% de la población asturiana declara haber consumido alcohol a diario en los últimos doce meses y un 26,6% de manera bastante habitual (entre uno y cuatro días a la semana). De manera ocasional (alguna vez al mes) lo hacen casi dos de cada diez personas (19,7%). En el consumo diario la media nacional es del 13,8%. En los últimos cinco años se han incrementado ligeramente los consumos tanto diarios como ocasionales, que han pasado prácticamente a duplicarse respecto a 2008.

Para leer más