28 de octubre de 2020
20 de septiembre de 2020

El Museo de Bellas Artes resiste el impacto de la COVID-19 y recibe entre julio y agosto más de 20.000 visitantes

El Museo de Bellas Artes resiste el impacto de la COVID-19 y recibe entre julio y agosto más de 20.000 visitantes
Museo de Bellas Artes de Asturias. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

La pinacoteca augura un otoño "complicado"

OVIEDO, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Asturias, ubicado en la capital asturiana, ha resistido el impacto de la pandemia del coronavirus y ha recibido a lo largo de julio y agosto a un total de 20.610 visitantes. En 2019, año en el que la principal pinacoteca asturiana alcanzó su máximo de visitantes, fueron 31.310 los usuarios en verano.

El director del museo, Alfonso Palacio, ha asegurado a Europa Press que las cifras, aunque son menores que las del pasado año, dejó a la dirección "bastante satisfecha", ya que se ha logrado recuperar "algo más del 66% de los visitantes" respecto a 2019. El anterior ejercicio cerró casi con 115.000 visitantes.

Los más de 20.000 usuarios fueron "una buena noticia" teniendo en cuenta que el turismo extranjero, del que se "alimenta" el Museo, fue prácticamente inexistente. El turismo nacional, ha explicado Palacio, también se vio afectado por las restricciones de movilidad aplicadas, que, aunque en verano no eran generalizadas, "quedaron
en el subconsciente".

A juicio del director del Museo, el hecho de que haya habido este volumen de visitantes en las actuales circunstancias sanitarias pone en evidencia que los usuarios ven en los espacios culturales "lugares seguros" y eso, ha dicho, "tiene que ser una buena noticia para la cultura".

En este sentido ha indicado que desde la apertura del museo el pasado 21 de mayo se han adoptado todas las medidas de seguridad recomendadas, tales como el distanciamiento social, la obligatoriedad de utilizar mascarilla, y la instalación de puntos con geles hidroalcohólicos.

La recuperación del número de visitantes, ha asegurado, también se debe a la "buena programación" de la pinacoteca, con la organización de exposiciones, visitas guiadas y talleres. "Fueron dos meses positivos de los que extraemos un balance favorable", ha resumido.

"VIENE UN OTOÑO COMPLICADO"

Después de los datos positivos de la temporada estival, Palacio ha mostrado su temor por lo que pueda ocurrir en otoño. "Ojalá podamos seguir contando con la confianza de los ciudadanos, sabemos que vienen meses complicados después de un verano con mucho turismo nacional", ha explicado.

Así, ha indicado que trabajará en "mantener y lanzar una programación lo más elevada posible, de la mayor calidad posible", de cara a mantener el número de visitantes. "Es lo que hemos planteado con la exposición de 'El diablo, tal vez'", ha dicho. El próximo jueves se inaugurará otra exposición con obras del Museo procedentes de la colección Telefónica.

"Sabemos que no vamos a tener los números de años anteriores, pero nuestra idea es seguir ofreciendo, como servicio público que somos, una programación cultural del mayor nivel posible", ha subrayado.

Para leer más