19 de junio de 2019
7 de diciembre de 2008

El número de conductores asturianos que dio positivo al volante disminuyó un 2,1% respecto a 2007

Tráfico pone en marcha mañana una nueva campaña sobre de alcoholemia que controlará a 6.000 conductores en Asturias

OVIEDO, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El número de conductores que dan positivo al volante disminuye año a año en la región. Así, en los diez primeros meses de 2007, de las 59.151 pruebas realizadas 3.326 dieron positivo, lo que supuso el 5,6%, mientras que en el mismo periodo de 2008, de las 108.010 pruebas realizadas, dieron positivo 3.818, un 3,5%.

Estos datos fueron dados a conocer hoy por el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, durante la presentación de la nueva campaña de control de alcoholemia que entra en vigor mañana y que hasta el 21 de diciembre controlará a 300.000 conductores en España y 6.500 en el Principado.

Trevín destacó que un tercio de los accidentes mortales que se producen tienen el alcohol como uno de los culpables, por lo que insistió en la importancia de este tipo de campañas. Aseguró que en Asturias se han incrementado los controles, pero además se está logrando un alto grado de concienciación, a juzgar por las cifras que año a año son más positivas.

"Ahora que se acercan las fechas navideñas es importante tener grabada a fuego la frase de 'si bebes no conduzcas'", dijo Trevín, que afirmó además que el menor consumo de alcohol, entre otras causas, también está permitiendo que el Principado logre reducir a la mitad el número de muertos en sus carreteras, respecto a los registrados en 2003.

En este sentido, el delegado del Gobierno manifestó que en los 11 primeros meses del año se redujeron en un 12,3% el número de accidentes, aunque la reducción en el número de víctimas fue del 2,2% y la de heridos, del 10,8%. "Resulta difícil que se produzcan ya reducciones significativas en cuanto al número de víctimas porque entre 2006 y 2007 la reducción fue del 23%", dijo.

Según las cifras aportadas por el delegado del Gobierno, hasta el 31 de noviembre se registraron en las carreteras asturianas 1.182 accidentes con 45 víctimas mortales y 1.892 heridos, mientras que en el mismo periodo del pasado año los siniestros fueron 1.348, con 46 muertos y 2.122 heridos.

Trevín indicó que además de la presencia del alcohol, las distracciones al volante son otra de las principales causas de accidentes de tráfico. Por ello resaltó la importancia de campañas como la llevada ha cabo entre el 12 y el 25 de noviembre de control del uso del teléfono móvil.

En Asturias se controlaron en esos días un total de 6.037 vehículos de los que 264 fueron denunciados, lo que supone el 4,37% de los conductores controlados.