19 de febrero de 2020
17 de enero de 2020

Piden 4 años de cárcel para dos hombres por venta de droga

La Fiscalía solicita también para una mujer un año de prisión por agredir a un agente al que lesionó

GIJÓN, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Dos hombres se enfrentan a una pena de prisión de cuatro años cada uno y multa de 400 euros en el juicio que tendrá lugar en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, el próximo día 22 por venta de drogas, mientras que se solicita un año de cárcel para una tercer procesada por agredir a los agentes.

A la mujer, además de la pena de prisión, se le pide, por un delito leve de lesiones, un mes de multa con cuota diaria de 8 euros, y, en concepto de Responsabilidad Civil, que indemnice al policía agredido en 40 euros por la lesión sufrida y por los desperfectos en el teléfono en 80,01 euros.

De acuerdo al relato del Ministerio Fiscal, sobre las 5.30 horas del día 10 de febrero de 2019, en el curso de una operación policial llevada a cabo en el pub Cabaret, sito en la calle de Marques de San Esteban de Gijón, los agentes observaron el momento en el que había en una esquina un corrillo de personas rodeando a los dos enjuiciados.

Estos, al comprobar la presencia policial, intentaron marchar del establecimiento. Los agentes les ocuparon distintas sustancias estupefaciente destinadas a la venta o distribución a terceros.

En este sentido, a uno de los acusados le incautaron: siete envoltorios con cocaína en polvo y uno de ellos de la misma sustancia en pasta (peso total 7 gramos) que llevaba ocultos entre su ropa y que alcanzaría en el mercado ilícito el precio total de 319,64 euros.

Al otro acusado, e igualmente oculto entre su ropa, se le intervino diez trozos de éxtasis que arrojaron un peso de 3,8 gramos, varios trozos de hachís que arrojaron un peso de 1,2 gramos y un envoltorio con cocaína de 0,1 gramos y que alcanzaría en el mercado ilícito el precio total de 135,47 euros.

Transcurridos aproximadamente 15 minutos desde la actuación policial, se personó en la Comisaría la tercera acusada y, cuando el agente procedía a entregarle una propuesta de sanción administrativa por su supuesta intervención en ella, le dirigió la expresión: "No quiero una copia payaso", a la vez que le propinaba un manotazo en el brazo derecho, lanzando posteriormente patadas al agente y braceando con el mismo cuando intentaba sujetarla.

Esto hizo que fracturara la pantalla del teléfono móvil Apple Iphone 6 del agente que llevaba en un bolsillo de su pantalón de uniforme y cuyo valor es de 80,01 euros, según documental aportada .

El comportamiento de la acusada provocó lesiones en el agente que precisaron primera asistencia y consistentes en contractura muscular dorsal derecha de las que fue asistido en el Hospital de Begoña, hospital que no reclama en esta causa.

Los hechos son constitutivos de un delito Contra la Salud Pública, tipificado en el artículo 368 párrafo primero (sustancias que causan grave daño a la salud) en relación con el 374 y 377 del Código Penal y un delito de Atentado del Art 550 1 y 2 del CP en concurso ideal con un delito leve de lesiones del Art 147.2 CP.

La Fiscalía acusa a los dos hombres del primer delito son contra la salud pública y la acusada de los otros dos. Además de la pena de cárcel y la multa se pide para ellos el pago de las costas y decomiso de la sustancia y efectivo intervenidos.