21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Piden 6 años y 3 meses de prisión para un hombre por robar 2.880 teléfonos móviles en una nave en Gijón

    GIJÓN, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de Área de Gijón solicita la condena de 6 años y 3 meses de prisión para un acusado de robar 2.880 teléfonos móviles en una nave de Gijón, a la que accedió empotrando una furgoneta contra el portón de entrada. La vista oral está señalada parta este miércoles, 11 de diciembre, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, a las 10.30 horas.

    El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, sobre las 00.03 horas del día 11 de marzo de 2018, junto con otras personas no identificadas, se desplazó a bordo de un Audi Q5 y una furgoneta a la nave nº 13 del polígono industrial Mora Garay, en la calle Alejandro Goicoechea Oriol de Gijón.

    Una vez allí, empotraron la furgoneta contra el portón de entrada, lo que les permitió acceder a su interior, donde destrozaron un armario de oficina y se llevaron numerosas cajas que contenían terminales telefónicos móviles con sus cajas y accesorios. A continuación huyeron del lugar, dirigiéndose por la autopista hacia León.

    Con el robo, saltó la alarma de la empresa, gracias a lo cual una patrulla de la Guardia Civil detectó a las 1.30 horas de ese mismo día a ambos vehículos cuando estaban repostando en la estación de servicio de Pola de Lena, en la autopista A-66, en el punto kilométrico 65.

    No obstante, al percatarse de la presencia del vehículo policial, el acusado y sus acompañantes se subieron rápidamente a los vehículos y abandonaron la estación, haciendo caso omiso a las órdenes de alto de la patrulla. Se inició entonces una persecución por la autopista, en el transcurso de la cual dejaron abandonada la furgoneta, subiéndose su conductor al Audi Q5, que había cruzado la mediana, y se dieron todos a la fuga.

    El abandono de la furgoneta permitió recuperar en su interior parte de los teléfonos sustraídos en sus respectivas cajas, en concreto 114 cajas completas con 20 teléfonos en sus cajas, 2.880 terminales en total; faltaron por recuperar 480 terminales. Los teléfonos recuperados tenían un valor de 296.460 euros y los no recuperados, de 91.200 euros. Los daños causados en el armario ascienden a 190 euros y los de reparación del portón, a 3.030 euros.

    La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con fuerza consumado de especial gravedad por el valor de los efectos sustraídos, de los artículos 237, 238.2 y 3 y 240 párrafo segundo del Código Penal, en relación con el artículo 235.5. Concurre la circunstancia agravante de multirreincidencia.

    Y solicita que se condene al acusado la pena de 6 años y 3 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, abono de las costas procesales y pago de una indemnización a la empresa propietaria de 91.200 euros por los teléfonos no recuperados, 190 euros por los desperfectos en el armario y en la 3.030 euros por los daños al portón; más legales correspondientes en todos casos.

    Para leer más